domingo, 28 de diciembre de 2014

En la mañana de un domingo



las manos son la metáfora de la súplica
del cambio y la esperanza

día para la fuerza centrífuga
que evite la diáspora

el mar
el río y las aves
las cañas y el sol de noviembre

esa desafección ajena a cuadraturas
la vena de tu hembra 
............................... mirando
el temblor



martes, 23 de diciembre de 2014

Sobremesa


Nos reímos con la panza llena de las cuatro de la tarde en un sábado festivo.

Las voces se atropellan sin medida
sin dureza de gesto y con boca desatada
y nadie pide turno en el embate. Nos reímos
de nosotros y de la vida que nos hacen.

Hablamos de asuntos de familia
como si no nos fueran los años en ello.

Los pájaros y los aviones no saben qué hacer
y disimulan desde su altura itinerante.


Si te abrazara ahora todo sería más fácil
pero nos gusta regalarnos treguas
obviar matices
destronarnos de toda la hipocresía
que todavía
no ha sido pasto de la escoba.


Después
cada cual con su enigma su sueño su oculto
porvenir de gigante
buscando el lugar a salvo
de los caudillos del tiempo y el espacio.





jueves, 18 de diciembre de 2014

Invierno



El invierno se acerca
como pidiendo permiso.

Le veo reptar por el parqué
escribir en los datos
de nuestra hipotenusa
cerrar mis manos 
y tus piernas.

Y yo le digo:
la venganza es un plato
que se sirve
muy caliente.


lunes, 15 de diciembre de 2014

Ruido



Voy a resintonizar todas las voces.
Después de un peligro viene una clase extraña de viento que se lleva las carencias y deja rostros rendidos al plato del día. 

Voy a lanzar un paraguas desde la azotea para comprobar su mísero aterrizaje.
Para romper ventanas necesito una máscara sostenible y más adecuada.
Voy a redefinir el estigma.
A demorarme como cocodrilo al acecho.
A rebajar las cuentas talladas en una sola escritura.

Voy a devolver al tiempo todo lo que me roba. Acechando
desde mi refugio antitemores, voy a devolver todas las palabras en sobres certificados.

Y, de ahora en adelante, voy a ser la persona que adelante
el paso en las aceras, sin mirar atrás,
la que retiene el verso para ser más contundente.

Voy a ser último y decadente, voy a ser
la costra en el zapato, la verruga en la axila,
el rostro abotargado que palpita en tu espejo


la sombra aniquiladora que siembra tus mentiras.



domingo, 7 de diciembre de 2014

En el poema



En el poema soc ample i complet,
ple de coses i versos que volen ser,
endollat al text com un equilibrista.

Dins del remor de paraules
em senc un ésser amb sort,
el nen en la fira amb la butxaca plena de fitxes
i quan remeno mots com si fora
un déu jugant als daus
soc el paio més savi del barri
i surto al carrer i estiro les cames amb joia
i respiro l'oxigen que fulles i branques
i boscos em deixen com a ofrena.


En el dia clar soc un home tèrbol,
l'ocell mullat i perdut
que no sap de rutes migratòries
i no distingeixo amb claredat
la dreta de la esquerra,
el temps passa i jo
quedo fora del seu himne, 
endormiscat al cantó del chaise-longue
com si la vida no estiguera
tres passos per sota.



miércoles, 3 de diciembre de 2014

Panfletando: Spain is pain


Ellos
hablan
de regeneración
esfuerzo común
paquete
de reformas
que devuelvan la
confianza
en los putos amos
del cortijo.




Naturally
Spain
is pain.




Los zorros
que guardan
el gallinero
se pintan las heridas
del rojo sangre
cresta de gallina.





lunes, 1 de diciembre de 2014

Menú del día


Automáticamente
la noche emigra. Colecciona cadáveres.

Las calles sueltan la vida como de a poco
poniéndose a salvo.


Me cruzo con coches que se cruzan conmigo.
No somos los mismos y estamos cansados.
Cada día sostiene una causa y sus motivos
con saltos de línea y dosis justas
de desconcierto.


Son las doce. Comí pan con sobrasada.
La biblioteca ha sido rodeada por los árboles.


Pasajes del tedio. Recursos humanos
para abaratar los trajes de la pobreza.


En el tanatorio donde se abrazan los hombres
yo me abrazo a los hombres.
Los derrotados por la ausencia.
Los pasajeros amantes del tiempo.


Más tarde
hablamos de pintar muros a brochazos de versos
de conquistar el mercado armados de poemas.
Hablamos. En las paredes blancas ya no hay cuadros.


Y en el epílogo. Las calles recogiendo su botín.
Rebuscan los excluidos la foto en 3D que siempre les mira.

En la salida. El break. Risas con ojeras.
Pesos que deforman. Una marea desconocida. Palabras
no dichas que no se dirán. De nuevo el lenguaje
haciendo estragos.




miércoles, 26 de noviembre de 2014

Alfombras agujereadas



Hoy el cielo era una alfombra salvaje.

Sanguinolentas nubes de colores primarios que regaban de todas las variedades del gris la cúpula que nos sustenta.

Hoy la lluvia debía adelantar el prejuico, la medida exacta de las cosas,
pero llovió como a distancias minímas, sin apenas rastro,
y todas las mochilas hinchadas de piedras siguen expandiendo su peso
con lujuria y todas las variedades de la ignorancia común.
Se expande el tiempo,
a borbotones,
pero nos siguen comiendo las canas en el espacio del hueso que destiñe
cuando la finísima tormenta atrae la soledad en una mesa camilla
pero disimula
el calor cercano
de los aquí y los estamos, del modo en que la rueda es 
una certeza de lugares y cosas, más allá del disparo.

Con estricta apariencia de normalidad nos justificamos,
tan aparentemente dignos,
tan llenos de la fina codicia altamente recomendable.

Y el peso, siempre el peso
doblando las rodillas de los años que claudican,
secando la carcoma
de la historia nuestra
y la de los que nos hacen la vida.







lunes, 24 de noviembre de 2014

Allò que ens demana rauxa


Allò que ens demana rauxa
com una fera malferida.

Braços que acaben en mans
i mans esteses com a llençols en patis.

Resistim mirant a l'altre
desde un podi inestable
i al darrere, un llarg camí de llançes gruixudes.

Oxidats en paranys, il.lusos companys de febre
que homes de vestit blau i dones de pits gelats
endollen amb braus de filferro.

Tanquem les portes. Les images punyents. Els media
perfilen etiquetes de cotó fluix i subsidiari.
Xafem l'herba mullada dels dies que s'acurten.
Tornem a bancalejar la vida
com si forem branques de doble fulla
portes tallades a raig de cor
cap a un temps una mica mes pur.




jueves, 20 de noviembre de 2014

nadie y todo




no odio a nadie

solo de la geometría de tu boca
se desprende el cielo
y hay lunas crecientes que reflejan tu espasmo
en el charco público de una noche cualquiera



amo a todo el mundo

y estiro los músculos una vez por semana
para alcanzar tu lejos y tu fondo
para cambiar el parámetro
de sitio y de forma
de lugar y contenido





domingo, 16 de noviembre de 2014

¿Cómo está tu madre?



No recuerdo como eras.

Estoy mirando las fotos
que dormitan
bajo el polvo quemado
y olvido tu voz
y temo al tiempo
como lo hacen todos
cuando avasalla la vida 
común y esparce silencio
en capas uniformes.

No recuerdo apenas
el pasado que fuiste
una vez hace tanto.

Me viene la luz antigua
a decirte
pero ya nadie se acuerda de ti
y eres tan solo esa pregunta
que quiere ser cortesía
pero es nada más un motivo
para pasar a otra cosa.

Eres el árbol caído
que se deshace en otoño
pero la vida hace tiempo
que se olvidó de ti.




miércoles, 12 de noviembre de 2014

Letanía del hombre común


En qué gran superficie se viste de persona
dónde reside su tristeza
qué día de la semana prefiere
cuando retorna al hogar y está solo.
Bajo qué lluvia no se moja
en semanas demasiado postizas
por qué a veces y según pero no siempre
en condiciones de respuesta rápida.
De qué textura es el polvo de su pantalla plana
su aparato reproductor de hombre común
qué lugar ocupa la cultura en su vida
por qué no duerme desnudo
y aprovecha el calor de la carne
en las largas noches de invierno.
Será su puño una prenda de temporada
en la plaza repoblada de masa?
Comprará un souvenir barato
haciendo tiempo a la salida del museo?
Lanzará el papel y el cartón en el contenedor verde
mientras insiste en el odio a lo distinto?
En la fábrica recogerá la ropa
con gesto complaciente mientras se mira al espejo
y ve la sombra de su padre tras las ojeras.
Trabajará con las manos
criticará a sus jefes en los baños.
Conocerá la ironía demasiado tarde.




domingo, 9 de noviembre de 2014

Nuevo parte meteorológico



Llueve con boca de hierro en andenes de hambre
llueve el delante por carga y con ganas
de llover agua de todas las sedes
del ser en un solo cielo de nubes
que son una sola espasmódica nube cuando
llueve todo el siglo que queda concluir.


Los pájaros se golpean con farolas que no 
encienden su faceta de luz porque
extirpan su condición lineal en ciudad
desidia que ahora pinta huellas amarillas
y estúpidas en aceras con consignas sobre fondo
rojo indicando el sentido estricto de la vista
pero la lluvia libre de anexos del cortador de manos
es la gran favorita de los hombres indecisos
invoca la danza natural de los pueblos de piedra y guía
la autoestima de los ríos la pesadez de las sábanas
el asmático devenir de las estaciones.


jueves, 6 de noviembre de 2014

Pequeño siniestro sin póliza


Faltaba
el incendio prescrito
en la pupila derecha de la entrada.

La casa, como organismo viviente
muriendo a poco
chamuscada en sus puntas
medio ciega
varada en la garganta del tiempo.

La ceniza plástica
depositándose con ternura
sobre recibos y publicidad.

Quedan
los días justos
de traspaso y compraventa
quedan las gentes
amándose pese a todo
el camión municipal y 
amoniaco perfumado para el suelo

y Rosa y Antonio
de nuevo 
caminando hacia el mercado.




domingo, 2 de noviembre de 2014

Peces comiendo peces o Reajuste bancario



El empleado de banca nº 14
el de gafas de pasta y barba de 6 días
suda bajo el traje azul.
Le delata una sonrisa nerviosa
y explicaciones vagas. Si pudiera
mandaría a la mierda 
al grupo financiero que ha comprado
su puesto de trabajo, su tiempo
y su futuro.

La empleada del traje chaqueta ocre 
es atenta como todos los días
pese a que la oficina es
una isla en extinción a punto
de ser tragada por el pez grande.
Recoge las quejas y las recicla
con un empeño digno
de mejor causa. Su boca
preciosa de caro carmín
se ensucia con palabras
que no llegan
a la ristra de personas
en caótico desorden
que no quemarán un cajero.

La mujer discreta de pelo corto
recita parapetada
tras la mesa las consignas
recibidas en la reunión de ayer tarde.
Se siente una más
de las miradas que en contraplano
la interrogan, pero ay!
hará todo lo que esté en sus manos
por conservar la silla
rotatoria con reposabrazos
y espalda ajustable.

El hombre del pelo rapado
(SEGURCAS chapa n° 347)
en las sienes y gomina en el centro
cobra 826 euros limpios
y apenas le queda tiempo
para ver a su hijo de 2 años.
Mira con desprecio el panorama 
ante sus ojos de águila culebrera
y solo piensa en el partido
y en contar los tangas
que insinúan su presencia
bajo los vestidos.


(BBVA ha decidido iniciar el desembarco de sus directivos en CatalunyaCaixa antes de que Bruselas apruebe la adjudicación de la antigua caja de ahorros)
(Catalunya Caixa ha vendido empresas en las que participaba a través de sus canales de capital riesgo por importe de 12 millones de euros )
(Mails de directores de oficina en Tarragona, circulares internas y folletos presionaban para vender productos de alto riesgo catalogados como 'estrella' con los que captar 'dinero nuevo')
(La adquisición de CatalunyaCaixa por BBVA por algo menos de 1.200 millones de euros, anunciada el pasado mes de julio, tiene todavía muchos flecos pendientes. Entre los que más preocupan a los sindicatos, las decisiones que tome el banco que preside Francisco González sobre el recorte de plantilla necesario en la entidad catalana, y el mantenimiento o no de la marca comercial)
(El Banco Santander anda a la caza de ex empleados de banca en Cataluña para arañar clientes. Es una de las primeras reacciones a la compra de Catalunya Caixa por parte del BBVA. Busca acortar distancias en la región con su principal competidor y CaixaBank) *

* (tomado de noticias de Internet)


Y aunque no estemos
jugando al monopoly
ni en un casino de Las Vegas
todos sabemos que

la banca 
siempre 
gana.



jueves, 30 de octubre de 2014

Hay que follar más y joder menos



Follar
como si follar estuviera prohibido
follar con las manos
y los ojos
con los dientes .. los pelos
la mente toda

follar en días nublados y grises
follar en lunes sin luna
o barcos desconchados

en exteriores
follar a plano fijo

follar con el pensamiento y la palabra
frente al desastre
tristes pero hermosos

follarnos a la muerte y a la visa
follar más y joder menos
como dice Angel Petisme



lunes, 27 de octubre de 2014

Divertimento Crash



El cementerio está cojo.
Le falta la limusina Cosmópolis
y un coche tuerto de alta gama
cuando la luz declina y son sólo las ocho.

Le falta un cadáver anómalo sobre el polvo rojo
sin identificar (Causa probable de la muerte:
sobredosis de líquido de frenos).

Camiones sin cuerpo. Amasijos. Grúas.
Y un Cronenberg de finales de los noventa localizando.
En la noche al cementerio le falta cintura
-hay coches fantásticos que no lo parecen-
y los monos no son azules blue collar
como antes del crack
sino color desierto hora del té.

¿No lo notas? Un olor a ausencia
de hidrocarburo? Falta la chatarra del poder
y no es pronto según dictan las encuestas.


En este lugar la oratoria es un sitio común
y en horas intempestivas he visto peces planos
atravesar paisajes desolados como en Arizona Dream.

Falta una nota ajena al subtexto que quedó olvidada
en el parachoques de un Corvette
o ese rastro de carmín en el salpicadero:
lo único que sobrevive
de aquella mamada sublime de mil novecientos noventa y seis.




viernes, 24 de octubre de 2014

El horror


El horror
.............esa cadena viral que remonta los rápidos del frío

el olor quemado de los gritos esparcidos en idiomas consonantes
la charca que se expande con el feroz quebrantamiento de la sangre
... 
y el poema
mudo de espanto y polvo
........................................cómo se vierte?
en qué palabras se golpea y arremete??
con qué rabia alcanza la longitud exacta de sus páginas???

...Cómo explicar la imagen
la materia carnal con que desgaja
el silencio infinito que promete

el horror

vacía los estantes de las bibliotecas
retrocede al mundo en años
a cada nueva presencia
y tras el estruendo
cuando el polvo baja y cubre los cuerpos
llegan los perros del silencio
ya sin dueño.




lunes, 20 de octubre de 2014

Persistencia y cambio


Eras el sombrero a cuadros y también
una lluvia delgada de verano.

Con las copas rebosantes de vino bajo los soportales,
la era, a lo lejos, claudicando,
comenzaba a arder la colina en la que esquelas de luz indefinida
doraban la espalda almohada del felino celofán.


Entonces, eras la simiente del diamante
con tus brazos que acababan en manos,
surcos de indagación en cuerpos que no guardaban piel.

En fiestas de frontera, los pájaros más asequibles
nos pidieron pan como si no supieran,
en ciudades con esquinas de piedra y cielos de piedra
contemplamos como acontece el origen de ciertas cosas
a las que se ponen nombres convencionales.


Todas las veces, un fértil limo,
eras la guadaña ingrávida y desgarradora,
arrasadora de sueños, porque al soñarlos,
la altura de la pena era una señal intermitente.

Con los puños vacíos y el silencio amordazado
viniste hacia el detrás, el nosotros,
con una construcción precisa de bóvedas,
de hojas cayendo en arboles que se abrazan.


El campo miró atento una larga ristra de agua
contenida en la ternura más ancha del espacio y la noche.


Nosotros, que ya somos aquellos y venimos
del rayo constructor de puentes,
del profundo movimiento que erosiona las sentencias
y de toda la leche que navega por el túnel negro
de una galaxia,


nosotros llevamos el cambio
atado al segundo dedo
del pie derecho
como entonces pero más


ahora.




jueves, 16 de octubre de 2014

El Golem



Volver al lugar donde nos nacieron
escenario de ruinas cuando
el poema
amuebla otra casa


ni una palabra grata
después de llamar pan
a la masa que fuego es 

 y es nada

Venir a llamar y a mirar por el nombre
una marca en la piel
en las espaldas mudas
sonido de contrabajo
sin posible olvido
ni pensión definitiva


Pagar la cuenta
sobre un río una tarde o un trapecio
-en los espejos más comunes
cruzan los barcos colgados
puentes de rojo descanso-


Y en este punto
del poema
exijo:
estamos cosidos a una misma daga
la que roza los arboles y golpea las puertas
del Poder
la que solloza la pobreza la sangre perdida
que sustenta adjetivo lúgubre


¿Cuantos libros aún serán precisos?

Las islas son hermosamente dignas

¿ Cuándo
hablará diciembre?



Saber distinguir una herramienta
de un mayordomo



se arrastra un tango
vagabundo de víveres en basura
hacia una mañana esplendorosa
que ilustra su historia al poema

como decir alondra escribir ausencia
y quedarse el verso con ganas
de arrojarlas
ahogadas en la hoja de la bruma
con las puertas cerradas desde dentro





domingo, 12 de octubre de 2014

Cabeza de Buda


La cabeza cayó escaleras abajo.
Dejó manchas de vino y grietas.

Sus pedazos son ahora
un amasijo de restos
junto al arroz con carne y coliflor
sobras del viernes
y las cáscaras de huevo.

Acompañan
la corteza rojiverde de una sandía
y otras cosas menores que rebosan olor
descomponiendo vida orgánica
e inorgánica.

Pero hay cabezas que
ya no podrán besar que
son como ramos en guerra que
esparcen jugos y cavidades de muerte que
aspiraban a una vida común de sufrimiento que

nos recuerdan qué somos
partículas elementales de una especie
en inexorable proceso
de auto destrucción.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Biblioteca pública



En estricto
cumplimiento de mi causa
acudo a la llamada
a mi lugar público de tubos fluorescentes
y concepción estática.


Allí 
donde el cristal y los árboles
entre estantes repletos de anatemas
Lauren Bacall fuma
como lo hacía entonces
y en momentos de viento
repentino
creo escuchar a Tom Waits 
contar historias que inventa.



domingo, 5 de octubre de 2014

Un saludo



Como el malabarista
activista
más allá de sus errores
como un río seguro
y frondoso
sabedor de su instinto
siempre adelante
como el amor de una madre
firme y generoso
como la noche oportuna
encinta
tras el calor
y el diente que empieza a crecer 
antes de la caída
como el trueno y la lluvia de julio
como el pan recién horneado
que sabe a piedra y a pueblo
como la pléyade de insectos
saltarines voladores lentos discretos chirriantes o inmóviles
que anuncian
la posibilidad de la vida
como años bisiestos y como lunas llenas
dulces periodos de ensueño
y deriva sin puertas
como fingen las cortinas altas
ante el mejor desnudo
como palabras:
boca abismo
ombligo mujer beso
tren icono capicúa
ojalá
osada alevosía
enigma
trueque almanaque anarquía
espejo paradoja alquimia
pereza
alcoba duna
orgasmo agosto
ahínco
gozo
que aspiran a ser poemas
como los poemas
que exigen relecturas
así
quisiera yo
levantarme cada día
y saludar al mundo.





jueves, 2 de octubre de 2014

Importa tanto estar vivos



importa tanto estar vivos
jugar al rojo en ciudades
aparentemente dignas

es importante
acompañar al pasajero que se resiste a huir
abrazarle en los porches y allí
recitar los poemas
que no debieran ser necesarios



lunes, 29 de septiembre de 2014

Granizo


Salta un coche negro tres esferas rojas.
La tierra reclama su apetito con voces intensas.


Pervives y remas. Brazos que se mueven y hacen cosas.
 

Burbujas de hielo parpadean a velocidad de lluvia.

El vendedor de tiempo vocea en la esquina
que acaba de inventar la ortopedia.


Tus manos mojan y se mojan.
Nos desnudamos en el interior de un pronóstico.
Aquí la meteorología es una ciencia exacta y consciente de cualquier error sintomático.


Tras la recogida del diente y los naipes rasgados de barro rojo todo vuelve a su raíz y alegoría.

Calma. Luz de otros veranos cuando las lágrimas eran las gotas frías de un final
o resbalaban sed y frescura en un cristal con forma
de botijo.





jueves, 25 de septiembre de 2014

insomnio


Insomnio. Ojos como platos. Omoplatos blandos. Caigo desde la azotea y me rompí un botón. El sueño me abandona por la izquierda y todo se vuelve real y poliédrico. Sirenas en fuga, voces a veces en sitios. Campanadas. Cada hora es una duda: dos cuatros no pueden seguirse, sucesivos. Decía en un libro: La noche es un manto horizontal / de chirridos y preguntas. Y yo era el poeta que tenía un nombre en la portada y las letras eran negras y difusas. Pero insomnio. A partes iguales, a cuánto el kilo, al fin y al cabo, a los que están durmiendo y no yo. 


 

lunes, 22 de septiembre de 2014

Las pisadas amarillas


Gira la noria
inexorable y ajena

el sueño nos vence
a patadas de hambre
y de sed corpulenta.

Abolimos la mentira
pero nos mentimos
diferentes y restamos
la escasa lumbre que nos abalanza.

Como horas prescritas
anidamos en casas encaladas
por una luz agónica
y el jugo nocturno
se torna cámara oxidada
con los tendones secos
baldeando superficies
en el fondo de unos ojos
que miran estructuras mal dispuestas.

Sabe el observador
que está siendo mirado.

Hasta las cosas más ausentes
tienen una huella probable.

Sigue su cuenta la ronda
hay una nueva supernova
con la que medir inútil
el amplio vagar de un holograma.

Permanecemos en el dolor
en lo que muta más allá
de un deseo o nada queda
de aquel tiempo.

El regreso a lo intercambiable
la pereza de no querer ser
una sentencia que recoge agua
en una sola dirección palpable
frente a voces de esparto y abrazo surgido

se demora en las fuentes apagadas
en árboles que no vemos
en la luz que amarillea
cuando todo reclama
dureza de sur
y viento en las velas.


jueves, 18 de septiembre de 2014

Ráfagas



En un lapso de brevedad
tenía tu rodilla a la altura de mis labios.

Julio era un mes atento a sus costumbres.

Un hidroavión clavó una diagonal casi perfecta
de mis pupilas a las tuyas.


A mi alrededor giraban las montañas
inevitablemente
y un menú de nubes formaba una tarde
que parecía la primera.


¡Qué raro domingo!
Elixir moroso
proveedor de la materia en deterioro inverso
sombra de luz para las sombras
de tu armadura rota.



martes, 16 de septiembre de 2014

Los delatores





Cierro los ojos y cuento hasta tres
pero la verdad ha muerto una vez más
al abrirlos.
Una vez 
........... y más. 
........ y más.
Daños colaterales.

La realidad es un cuadro demasiado abstracto
un síndrome incorrecto
olvidado en el baúl de las máscaras
en la convención anual de beneficios.
La teoría se construye con mínimos detalles
los fragmentos no dejan ver
la solidez de un bosque.

Malnacidos
sembrando enfermedades
que aseguren la tarifa completa
larvas de la guerra
envasadas al odio en pantallas
multivíricas

Prostituyen el lenguaje
para restarle vínculos.
La posibilidad
no es una elección correcta
porque huele a nosotros
…................................ todavía.

Se abalanzan
los rápidos
píxeles del hastío
las onomatopeyas
se convierten en idioma
…................................. común
para los delatores
 
que todavía
no han dicho
la ultima palabra.



....................... que un día
vendrán a nuestra casa a recordarnos
que todavía
no han dicho
la ultima palabra.

jueves, 11 de septiembre de 2014

En septiembre


En septiembre
se espesa el norte y cruzan los gatos
por lugares desestructurados.

En sueños veo a un hombre
sentado en el banco del parque
junto a la biblioteca
beberse las flores de un brick Don Simón
y me gusta escuchar en Youtube tres veces seguidas
la canción de FeeReega  "El hombre 

que fumaba heroína" me quiere conocer.

A los calendarios les crecen las manchas
las hormigas aún conservan
un grado altivo de dignidad.
No llueve tampoco pero no nos importa
si la brisa agita las cortinas y el agua
sigue su curso en el desagüe.

Y queda
el vaso de cristal con sus pequeñas muescas
el póster de Picasso cayendo
escaleras abajo como un templo
queda besar las piernas de un otoño excitante
coser las alas como tantas veces
para seguir pidiendo ventanas imposibles

aunque las aceras
sigan estando tan sucias

en septiembre. 

 

martes, 9 de septiembre de 2014

Amantes


Se derraman
poco a mucho y sin silencio.
Se ultiman, se demoran con prisa,
instituyen la calma rápida,
el sosiego a vértigo,
y amarse como condicionales
subsidiarios del si.
 
Se estimulan, mano a verso,
equinoccio tal y como,
pero no
...............siempre.
 
Y luna en cena, en casi agosto,
de vez en voz
y a la contra
por discernir del revés
ajenos a costumbres,
se tocan, no más
que los otros, pero
con una actitud más próspera,
más hambrientos y libres,
o eso creen
ellos
y nosotros. 

 

jueves, 4 de septiembre de 2014

Ataque preventivo


rabia
astilla
sombra macabra
fuego estruendo y polvo
siempre el polvo
ilustrando
la foto de grupo
y olor a orín
enjambre de escombros
racimo
papiroflexia en palacio
órbitas
desiguales
mi dios tu dios
destrucción etiquetada
con nombres
de malas películas
de acción
de los años 80
nunca filmadas

y el miedo enmedio

y el miedo 

 

lunes, 1 de septiembre de 2014

El blues del faro


Tráeme una canción, Leonardo,
para que arda desde las fauces del mar.

Cántame un blues que me lleve despacio
hacia el final del amor.

Llévame el escalofrío,
los ocho segundos que tarda la luz
en vaciarse.

Danzaremos opacos en antigua encrucijada
como torres de vigía superpuestas
y piratas berberiscos encenderán hogueras
en noches vistas desde lejos. 

 

miércoles, 27 de agosto de 2014

14'4 km




14'4 km


estrecho
tu nudo
tu boca estrecha
las cabras que merodean
en los ojos estrechos
se estrecha la mirada
unos ojos
los tuyos
están viendo el otro lado
desde el que miro
una montaña compacta
grúas largas
como de puerto
manchas blancas que imagino poblados
tras esta franja de mar
que seca tus pupilas de gigante



lunes, 25 de agosto de 2014

Suroeste


En algún suroeste de sombra fresca
encontré a la araña paciente
que aspira al trueque como forma de vida.

Es evidente, los senderos no están marcados,
en un adivinar el nombre científico de ciertos árboles
consiste el caminar cercado de naturales atávicos
como la primera vez que viste a una mujer desnuda
y no era mayo sino invierno.

La sed resiste, no se sacia con zumos
o fruta recién ordeñada, la sed tiene unas redes
que precisan rendición o desconcierto.
Encontré piedras desérticas fijamente enclaustradas,
oficio de agua y limpieza,
talismanes que nos miran
con la pasiva aventura de sabernos vivos.

Días que reviven luego
en fantásticos hoteles gastronómicos
de algún pueblo de media montaña
y buenos caldos.

Ladran perros en pedanías antiguas que
abdican, y derrocan al tiempo establecido
en arrozales distintos, en pereza
de árboles y construcciones vitales
que no activan mas allá de la altura de los pinos.

Es un tedio de horas rotas, ojos que convergen horizonte,
de viento frutal y omnipresente.
Dársenas sin culpa, ensenadas veloces, arena
que retorna en bucles repetidos
a la necesaria tarea del mañana. 

 

miércoles, 20 de agosto de 2014

Hebras de lumbre




No sé qué coño es el bosón de Higgs
pero esta tarde he visto gaviotas limpias
ondear océano desde fronteras invisibles
y he comprendido el significado de la palabra malecón.

Al llegar a la choza me saludan impasibles las gallinas,
sus últimos huevos colaboran en la cena,
revuelto de ajetes y setas, vino de Cadiz
y sandía tan roja como los labios
de la mujer más libre que me ha mirado a los mares
en ambas mareas desnudado.

He caminado por bosques verdes y pueblos blancos,
por dunas, por playas de algas, por piedras antiguas,
mis piernas son una máquina artesana
que llega a los lugares donde se ordena el lenguaje.

Desde el tajo un rumor dice
que han procesado a una infanta triste.
Algo se mueve o es una nube que no alcanza a ser luciérnaga.
Las camareras me sonríen como girasoles alados,
el cuero en sus tobillos agita mediodías.
Hay flores que regresan a los patios
a la misma hora del siempre y la puesta de sol
es aplaudida como al final de una ópera de Puccini.

En el Callejón de la Pena me he encontrado
tres veces con el azar a mis espaldas,
una señal incompleta y un gato que intentaba
escalar una buganvilla de incierto color naranja.
¿Son loros esos del plumaje verde y gritos,
esas aves del paseo genovés molestando a las palomas?
¿Es un drago ese árbol memorable?
Esos pezones anchos y redondos
exquisitos y con peces
frontera de abedules y saudades,
poesía infantil y hasta pronto allí nos vemos
en plaza Venus esquina Columela.

Apuro la copa, el verso se apura
o alarga, el tiempo, apura sus lecciones
en el jardín colonial, en arenas estelares
que el viento agita como agita este poema
que se va desvaneciendo en avalancha.

No intento repetir la luz. Cada día
es una nueva enredadera. El parque
alardea de colores, la tarde
se ha disfrazado para no ser confundida.
En la cama de juncos, escondida en un cajón,
espera la lectura.


lunes, 18 de agosto de 2014

Sur


a veces me descuelgo en unos ojos
y como arena en un bosque de pinos balcón de mar
me dejo llevar por un viento sin nombre

un faro en el sur
me señala el camino de regreso
todas las direcciones tienen una gota de sal
sed de sur embebida de colores
hambrientos de sed y de páginas
que den verso a los sentidos

me pierdo
en el polo magnético
mientras recojo una concha trabajada
por años de mar
golpes de mar
iguales y distintos

me llevo tu sur y tu energía ambulante
a mi lugar depósito de rutinas
a las sombras que me cercan
como gaviotas a barcos regresando a puerto. 

 

miércoles, 13 de agosto de 2014

Condicionando (II)


Tendrías que aprender a volar como un ciempiés
sorprendido por sus patas voladoras
en un cuento japonés ilustrado
con antropomórficos insectos.

Debería acampar en el volcán de tu ombligo
sin permisos ni carreras
construir chozas, plantar pinos
abrir cortafuegos hasta el acantilado

y en un descuido
de tan arduas tareas
subir al desván
y desvestirnos. 


 

lunes, 11 de agosto de 2014

Nuestros muertos




Nuestros muertos
tienen una edad ingrata.
Recordamos
vagamente
su luz preñada de domingo
el tiempo
del abrazo firme y generoso.
Su ausencia
es una daga brillante:
las cuencas oculares
semivacías
sus muecas de casimuertos
en cada recuerdo
el extraño rictus en sus bocas
asaltando el sueño
cuando el deber es madrugar.

Son una carga en el hombro
nuestros muertos
habitantes de un limbo estupefacto
desalentador
y siempre ávido de mordazas.
Activan la senda que parecía perdida
renuevan el pacto de no agresión
con la potencia de sus años libres
y se quedan en el lugar deshabitado
nos hablan como si no hubieran
muerto
nos lastiman y ellos
no lo saben
sacan a pasear nuestra historia
como si fuéramos perros.

No respetan el duelo
forman parte de la vida
aunque no se les llama.
No duermen bien y no dejan
de existir.


jueves, 7 de agosto de 2014

Algo tan simple


He aprendido
de la sal y la caída.
Aprendí a ser débil
a desgajarme en cada punto de fuga
y a llorar el agua
en una ventana cualquiera
como tantas veces.

Del cuerpo y de la casa
fui superviviente
ángel clonado en abismos
con piezas largas
de algún cercano desguace.

De vosotros aprendí
el camino hacia el mercado
y las veces
tantas
en las que tan poco era tanto.

Cambian los transeúntes
 los puestos las farolas
-las nubes son las mismas
pero ensayan nuevas formas-
hay nuevos sabores en las sopas de sobre
y la carta de helados
se ha sofisticado
sobremanera
pero la vida
básicamente

sigue siendo algo tan simple
como entonces.


lunes, 4 de agosto de 2014

La chica de ayer me sonríe en el pasillo de frutas y verduras


Voy a romper tu mirada triste 
con un par de versos destructores.

Recogeré sus pedazos, los restos
mínimos de aquel mirar asimétrico.

Con paciencia de alfarero
ilustraré el mosaico de tu vista extraviada
con las pequeñas partes
que han sobrevivido al tiempo
para construirte el recuerdo
de cómo eras.


jueves, 31 de julio de 2014

Versos que ocurren a veces


Ven a mirar
cómo hemos levantado una casa que asciende
con sus tres puntos cardinales completos y extensos.

Ven a ver
la voz desdoblada
la luz que anuncia su desorden justo en el lado frontal.
Escucha las campanas en mi cama
suenan a nacimiento y a agua.

Alza los brazos.
Hay música en tus omoplatos
halcones de aire que desplegan el vuelo
a tu orden.

Y hay horas 
que no lo saben
no tienen la medida y el sabor del tiempo
cuando soy ese vendedor simpático
que te hace reir en los cruces
y te arrastra en su trillo por sendas
abiertas en torno al bajobosque.

Ven a ver esto.
Estamos bailando en la cocina.
La poesía ayuda y descorre las cortinas del futuro.
Abramos la sandía de rojo flamenco
agua fresca para los labios.

Eclosionan los huevos si se detiene el instante.

Voy a comerte los ojos de vez en cuando.


lunes, 28 de julio de 2014

Cadarnera


En mi balcón
en los geranios que cuelgan de mi balcón
un jilguero ha montado un nido
cinco huevos de vida
buscando su calor

salgo a mirar el declive
cotidiano del sol

y vuela
y huye al intuirme
no sabe
que compartimos enemigo
y nos necesitamos enteros.




jueves, 24 de julio de 2014

La soportable levedad de ser



Voy a doblar como la ropa
las mitades de tu cansancio
despojaré al silencio
de todo su metalenguaje.

Los cuerpos se recorren sin sonido
o como el agua alisa a la piedra.

Las palabras se deshacen. 
.....................................Arena
de pronombres y polvo de presente
..................................de indicativo

lluvia insondable de adverbios
y verbos irregulares
en un instante de boca
en boca de beso silente
cubriendo con su sábana naranja
los restos rendidos de la noche.



lunes, 21 de julio de 2014

Trilogía de Europa



I

La médula blanca
se seca al sol junto al lago
que deseca su nombre geográfico
desde el tiempo que se cuenta.
Los peces huyen en aviones
que regresan con humo de metralla
en sus vientres de adobe.

En prostíbulos y bancos
escribe su diario el continente.


II

Hubo un tiempo de utopía y cicatriz
en calles y cuellos
que ofrecían su desnudo a los malditos.
Hoy la amnesia es la
estatura del líder 
en posición fecal
bordando en las orillas de la pobreza
con piedra ácida y orín.

Una frontera rehén
pasea por alambre equilibrista
y pastorea rebaños de insectos blancos
pasto de abstracciones
con siglas de tres letras
o dos nombres
intercambiables.


III

Regresa la turba
cuando el tambor de hojalata
ya no se niega a crecer.
Oskar se llamará Uno
vestirá de uniforme porque
la Historia se duplica por esporas.

No hay lecciones válidas
en la panza contaminada
de un siglo en construcciones.