lunes, 1 de septiembre de 2014

El blues del faro


Tráeme una canción, Leonardo,
para que arda desde las fauces del mar.

Cántame un blues que me lleve despacio
hacia el final del amor.

Llévame el escalofrío,
los ocho segundos que tarda la luz
en vaciarse.

Danzaremos opacos en antigua encrucijada
como torres de vigía superpuestas
y piratas berberiscos encenderán hogueras
en noches vistas desde lejos.