lunes, 22 de octubre de 2018

Dónde y cómo



Algunas noches riego las plantas de exterior y hablo con el dragón gordo mientras la luna se macera en naranjas y nubes. Le pregunto -cortesía obliga- por sus hijos pero él es un reptil medio anfibio y huye a la terraza del vecino.

La plaza es un río de árboles con bares en su ribera de siete colores distintos. Hay trabajos verticales en el edificio contiguo en el momento único fugaz en el que una mujer única y perpetua está tomando desnuda el sol.

Me registro los bolsillos para encontrar donde fueron esos sueños fugaces de antes de amanecer, y encuentro monedas mínimas, algún recibo de la gasolinera del barrio y un tornillo chato y medio bizco, pero ninguna pista que me indique cómo llegué hasta aquí.


lunes, 15 de octubre de 2018

Regreso


Por tus dedos largos amasando los días
del amor y sus inciertos caracteres
aquí estoy por tu frente alta de pájaros
rendidos al sueño de perderse
en la noche en la que la luna se sube a los trenes.

Y quien sabe qué terror de hombre digno
qué dolor humano qué hilera que golpe en lo bajo
resuene en tu estruendo y qué ángel
sin un final te mire desde el lado
de las ofrendas y vuelvas
con colores de plantas entre las flores
y la tierra fresca y las raíces
aves en tu boca de nube
por el tiempo de niñez que recuperas.


miércoles, 10 de octubre de 2018

Caballos en la noche


Hubo caballos cayendo
toda la noche
por la senda instintiva
que abrieron los ñus.
Se cortó la noche tres veces 
y supuré tierra lunar.
Las pestañas resbalaron
del techo del autobús
y dos hombres se besaban
antes del rayo.
¿Por qué cerramos todas las ventanas
si nos quedamos fuera
vestidos de intemperie?
Si agosto oprime el deseo
en sábanas de sandías
tendremos que dedicarle al baño
una insistencia mayor.
Hubo tumultos
oquedades vacías de cosas
vertebrados de doble cabeza
expuestos en museos.
Cuando bajé la persiana
nadie me miró desde fuera.



martes, 2 de octubre de 2018

sábado, 15 de septiembre de 2018

Sudar



Sudar.
Sudarlo todo
con el vientre frío
y la garganta seca de hurones.
Sudar a las 3 de la mañana
y a las 3 de la tarde
sudar con ganas y equilibrio
sudar a ratos
o en cascada
junto a la maceta de plástico
en el mercado del pescado
de arriba a abajo
del centro a los costados
en la frente y a ambos lados
de los testículos
sudar haciendo el amor
y hacer el amor sudados
fumar un cigarro de agua
ya náufrago en un mar de sudores.
Practicar la pereza y sudar
pagar las tasas mientras sudas
sudar comiendo un helado
enamorarte sudando con los pies en la arena
limpiar la casa
acudir al ecoparque
continuar con los ensayos
seguir un curso online
darle un último repaso al poemario
y sudar como es natural
y establecido
en este pedazo de siglo
era período trozo de tiempo o
cualquier otra unidad de medida
al que hemos sido lanzados
desnudos
y sudando.



martes, 11 de septiembre de 2018

Cosas que importan


La nostalgia es un elefante que claudica
todo un año de insulsa luna sin eclipse
el esparadrapo en el ojo ciego
la catarata desde dentro de la cueva.

Pon una vela en el centro de un tornado
arde en una pira de sueños desde la esquina interior del lago
sorprende a tu lágrima con agua nueva
mitiga con verbos voraces los restos de tu melancolía.

Hay diez muchachas en la ciudad de enfrente
y unos hombros de amar con entereza
las calles ronronean al paso de los invisibles
y tú y yo estamos esperando al cortejo.

Puede que el pez plano sea capaz de volar
también las hojas caen a destiempo
los nombres de las cosas no son siempre iguales
la botella y el gato y tequierotequierotequiero.



miércoles, 5 de septiembre de 2018

Rauxa



Amb la rauxa
de la nit d'amor sobtada
has tornat al refugi
daurat dels segells.
I has contemplat l'eclipse
al seu zenit
-les cançons parlaven
de l'elasticitat del temps-
com un arbre nu voreja
el riu que s'embolica
al costat de les fogueres.
Véns lleuger de colps
mirant a contraplà
a l'ocàs ignot
força de la teua força
capgirant el temps que ja arriba
de no esperar ningú.
Les escumes de la teua mar
et bateguen a l'atzar
són espurnes de foc
els teus somriures
i em sento un home afortunat
per estimar-te i veure't
ple de versos per pintar
en carrers núvols horitzons façanes.

martes, 28 de agosto de 2018

Carretera salvaje


No llegó a ser.
Aquella carretera salvaje
el mar
rabioso de espumas
la tarde descapotable 
en precipicios y tú
con tan solo una prenda como refugio
de aquella piel
que rasgaba los iris de mis manos.

Y no pudo ser.
La gasolinera a ambos lados
un puesto de frutas
y aquel puto anuncio de colonias
en el momento exacto
en que te miré y ya no eras
la fiera la vara de avellano
el mundo escondido a los humanos
toda tú promesa y placer
encuentro de luz colisión disparo
el clic y el boom
el instante fecundo en el que
me hubiera quedado para siempre.


miércoles, 22 de agosto de 2018


Todos los espacios
han conducido a ti
a tu cuerpo huerto
de limones
al pronombre que reclama 
tu llamada
la música en el tiempo
de descuento
el tú en el escarabajo
de cartón
en el triceratops verde
que no sabe aullar
y nosotros
atónitos huéspedes del espacio celular
prisioneros de la hambruna
y el calor rehén
de los cobardes
y nosotros con huella
con pisada en la frente
y convencidos
nosotros
los contraplano
de tu tú.




viernes, 17 de agosto de 2018

huidos


cada crepúsculo es más menguante
cada noche la vida aprieta menos
golpes de agua manchada
flujos de arena mínima
una jirafa de perfil en el horizonte rectal
los peces afilando sus plumas
en la profunda noche oscura del hemisferio
gritan los himnos y se retuerce una llama
son las siete y no hay reloj que detenga esta elipsis
flotan las cadenas bajo la sombra del puente de viento
dame tu mano que tengo frío y no sé tu nombre
veo a dios en un grupo de sal
me duele el diente que me cayó ayer allá
hace ya tres vidas en un país extinguido
el blanco me duele los colores
duelen como arpones en los diarios
el miedo es la emoción más transversal
faltan millas pero va ganando el mar
el lenguaje es una trampa entre los escombros
no son especies son plásticos islas
del artificio para cadáveres serviles animales
no somos seres somos espinas negras
sobrantes azules sobre el azul que se desborda
vasos de sudor brillante ángeles sin cola
todos somos esos de ahí en otro tiempo
así que dame una sábana una pera una pastilla
agua abrazo canciones entonces
dónde estoy y cuánto queda



jueves, 9 de agosto de 2018

De los vínculos



Vi las picaduras enrojecer en el incendio.
Vi el sueño que se ceñía al cuerpo.
Sentí el choque en la calle adyacente
pero no vi la trayectoria ni el desplome.
Amaneció un mundo preñado de semillas
con barcos en las costas del sosiego
no vi su eslora su popa su babor su abrazo.
Desde aquí estoy protegiendo tu sueño
intercambiando tus nódulos de materia
por mi ocasional colección de impurezas.
Vi una película que se titulaba El futuro
comí espaguetis con calamares y verduras.
Después del vino blanco vino el sueño la fotografía
los campos magnéticos y los vínculos.


sábado, 4 de agosto de 2018

Azotea


El dragón que ya no está y busca
pareja estable en otra azotea.
El barco en difuso fuselaje sorprendido
tras las ramas frondosas del tilo.
Ropa tendida al sol de junio
y una mujer de brazos largos y vestido blanco
vista un instante entre las sábanas.
Lluvia amarilla de pétalos o flores
colores olores pereza que flota y ronronea
terca noción de albedrío y aza(ha)r.
Mediterráneamente el Sol firma su ciclo
y expande la luz un minuto más.
Aceite
pan
y sal.
Sonidos del día al que asisto
con los ojos apretados y las ganas
de tararear aquella canción de Eleni
que anoche ayudó a abandonar el lunes.



martes, 24 de julio de 2018

Preguntas



Estoy solo contigo
desnudo de parajes
que se sometan al asedio.
Mi distancia al Sol decrece
en cada lugar y en este momento.
Soy tierra de voces
y subo al poste de la torre
descalzo de renuncias.
Veo la mancha que se mueve
en todas vuestras presencias
y me pregunto si habrá más
arañas o relojes en la casa
si dolerá este cielo alguna vez
que esté más solo y casi vivo
si habrá señales en la atmósfera
para ilusos viajeros inconscientes
y si seré yo el testigo
del último asesinato.





viernes, 20 de julio de 2018

Sant Joan del Codolar




La mujer eremita nos indica el camino,
los surcos de su cara nos interrogan:
¿por qué los 41 años, por qué
este sueño arcano que no sabe de ciclos,
por qué yo no madre, no amante, yo
la comida a la una en punto?

Desde su altura de cipreses
nos corrobora, acompaña
con su voz cualquiera de estos pasos
que se enraizan en la tierra
con la firmeza de las vides
y se sienta en el banco de piedra
a esperar la noche
donde invento un poema
en el que la mujer eremita
cuenta estrellas puras en la noche ancha
veinte días antes del solsticio.




lunes, 16 de julio de 2018

El amor es un invento



El amor es un invento del siglo XX
primero fue la rueda
la religión, esa madre
castradora universal
la moda como elipsis
para encubrir el cuerpo
los colores de la cebra y los pasos
las rutas instintivas de los ñus
-los depredadores, esos
ya estaban allí
cuando despertó el dinosaurio-
luego la cerámica abrazadora
para vino y alimentos
las guerras como forma
de eliminar residuos
la alienación
el libre comercio
en fin
el capitalismo
y con su gota de aceite refinado
se extendió como yedra en los atlas
con los reyes magos y el fútbol
llegó le enésima mentira
para aplacar a las masas
y allá por mil
ochocientos noventa
y nueve más
o menos vino
con sus vestidos limpios
y las fotografías
todavía en gris y negro
su tierna mirada de ojo a ojos
joven guapo alto y fuerte
el amor vino a quedarse
entre nosotros para nosotros
henchido de valor y atrevimiento
con los dientes tan blancos
la mirada limpia enamorada
el amor
ese invento anónimo del siglo XX.



jueves, 12 de julio de 2018

Priorat



El silenci és ampli
com el cel buit de badalls
que travessa un avió
a l'hora indefinida i parell
en què les vinyes componen 
un verd magnífic o daurat.
Silenci d'ocells. Silenci!
Un breu silenci d'insectes
abans de posar-li fi amb aigua
al cicle repetit de les espècies.
La carretera s'enfila
pam a pam per les voreres
que la muntanya dibuixa
en cada replec.
Després de la revolta
torna el silenci i tot
esdevé lleuger com l'aire
plàcid d'aquest primer de juny
on som espectadors insòlits
del miracle del mirall
una nova representació
del sempre comú cicle del temps.



viernes, 6 de julio de 2018

[Si la calle tendida se anega de locura]




Si la calle tendida se anega de locura
y un verso caliente muestra su lugar al transeúnte
si vuelvo a ser un ser tranquilo
inasequible
a las vueltas equiláteras que pueda dar
una nube que deja su forma a cada embate
¿dónde entonces esta terca manera de romperse
una luna que refleja lo no visto?
¿dónde esconder los ruegos
para establecer prioridades?
si estamos hechos para el despiece
cubista si somos uno y somos todo
lo que nos ha precedido
y se establece una pregunta
que resbala entre las manos
como agua de noviembre
¿qué hago aquí y ahora
pisando esas flores moradas
con mis dos ruedas negras
si el mes que calla en dos días
lo he vivido tantas veces
sin saber que la belleza
era vegetal y efímera?





lunes, 2 de julio de 2018

Acorns


En la ronda anodina
de los conductores
de pronto
la sorpresa morada del jacarandá
barriendo la apatía
con la coordenada subtropical.
And Terry says:
"Kissing in mind, maybe more
but this ragged breath I draw is a truth I can't ignore"
Como un oxímoron andante
al volante del desvencijado Chevrolet
elijo al canguro como animal abrazo
y limpio con estopa
mis manos de metal.
And Terry Lee says:
"I know she's a mind reader, she thinks I'm a clown
I know what makes her happy, she knows how to bring me down"
La canción se despliega
en bandadas de luz
los vasos medio llenos
se desbordan hacia ti
un pájaro negro escala a la rama tres.
And Terry Lee Hale says:
"She said our luck had run out, maybe even past time
an accident of passion but that wasn't a crime"
La ciudad ya no existe
es ahora un juego antiguo
que regresa del ayer
surfeo las aceras
me adelanto al tiempo
con esta canción
estamos en el bosque recogiendo bellotas
soy la hebra de una lumbre
el pedazo roto del espejo anterior.



viernes, 29 de junio de 2018

Retrovament de la pell


Tindrà un altre nom
(o no ho tindrà)
un naixement breu
i plàcid. Tornarà
el tremolor punxant
que talla a colps de destral
els cossos en lluita
com a animals bruts
al camp infalible
dels llençols sotmesos
Potser siga llavors
un au fugaç
lleugera al vol
ponent d'agost
quan ens mirem
i en la mitja foscor
de la cambra oberta al cel
només el tacte
com a idioma
de dos nàufrags
a l'atzar de la mar.
Mostrar más reacciones

domingo, 24 de junio de 2018

Monte Sierra



Monte Sierra taninos los labios
gusto tu boca y el exceso.
Bajo la influencia de la calima de mayo
tradición y respeto
la piel se arracima en uvas dunas
se ensanchan las puertas de los huertos
para obtener los vinos más sabrosos.
Monte y Sierra supuesto y acto
fresco carnoso suave y muy afrutado
el botón que abre tus muslos
por las raíces cuadrípedas de la sorna
establece el movimiento espasmódico
el dislate la lucha el abandono
al fin el sueño y los sueños voraces
la calma a borbotones
la sístole encendida y la diástole
que devuelve el brío a la Sierra
a las sombras de un río
que mana desde el fluir de los tiempos.







lunes, 18 de junio de 2018

Las partículas elementales


En el tiempo en el que inyecto
60,63 euros de eurosúper 95
a mi Peugeot 308 negro
en la gasolinera Repsol
de la avenida de Valencia
suena en la megafonía exterior
Turn! Turn! Turn! de The Byrds.

Mientras termino la última de Millás
descubro en la terraza una línea
puntos suspensivos de cagadas de ave
blanco y negro alternativo
auténticos tests de Rorschach
indescifrables y esquivos
al lenguaje común de los humanos.

Renovación DNI cita previa 16:24 tarde
Tomo el ticket que acaba en 24 y
me dejo llevar por el tedio.
Y leo en un cartel: tasas 11 euros
no tarjetas y rasco en el descosido
de mi desvencijada cartera
once monedas se aferran a mi mano.
Tres versiones anodinas
de un mismo descubrimiento:
Las posibilidades son mínimas pero existen
yo también
puedo ser un poeta superventas.



miércoles, 13 de junio de 2018

Desvaído



Pleamar de insectos.
La planta trepadora se enreda y cae
desde lo alto del muro que otea la ciudad que ya no es.
Lanzo agua sobre el contexto vegetal
distribuyo el alimento por las cortezas de las cosas.
Yo también soy un ser de la nada
como toda nube me desgajo
y esparzo palabras en un tablero multiforme
en el que nadie reconoce mi rostro de hoy.
Miradme ahora
cómo me uno a la corriente de congéneres
cómo adapto mi cuerpo al descenso de una noria
cómo soy el invisible actor del jersey amarillo
situado en la butaca 14 con un refresco en la mano
a punto de sacar el lápiz y verter el líquido
en la moqueta por la que pasaron antes.




miércoles, 6 de junio de 2018

Territorios sensibles


Como de esa boca que me come
aspiro azahar aroma de sexo y siesta
vierto mi poso abierto a una pomada de sendas
donde acudo de la mano de una pantera blanca

el corazón se dilata y sístole y diástole
son palabras lanzadas a la corriente de una cama de madera
en un río suroeste que desemboca a golpes de espasmo

me abro a tres sueños impares que no recuerdo
el reloj de tres patas se lanza por la ventana
una cometa
una sirena
una corbata.


sábado, 2 de junio de 2018

Uluru


Yo tuve una boca
equilibrista
entre mi boca
que manaba rosas
y un verso
con cero palabras
en el que desgajarme.
35 segundos de fuego.
Yo era un paracaidista
descendiendo
sobre el monte Uluru.
Hoy conservo
el desnudo y el sabor
descalzo de hojas
camino a tu guarida
con la sed despierta
toco tus labios.
En el vientre del domingo
un turista
encontró una caracola.
No dejes ahora
que me vaya.


lunes, 28 de mayo de 2018

[Puesto que la garza ha sido abatida]




Puesto que la garza ha sido abatida
antes del desuso en la charca seca
y la cigüeña rompe el instinto
porque la cornisa tiene púas ahora
que pervierten el advenimiento
el tránsito estimado de las sábanas
y las autopistas han sido tendidas
cruzadas las selvas por una mirada cínica
el conato se hace incendio en la habitación impar
las amapolas son sorbidas por el búfalo
el anillo crece y come dedos
como en los años que preceden la masacre
Puesto que es posible la rotura del hielo
a estas horas de luz en las que todo se confunde
verdades y bueyes arcas y barcos
arcenes divididos por un muro de cabeza de botón
la extendida profesión de la derrota
fusiles con percheros el ansia
de vivir en la casa en el árbol
con la raya que atraviesa el pantalón
Yo denuncio a esas manos que escampan la sal por las tuberías
Yo denuncio el grito hondo que no lleva regreso
la puerta cerrada cuando las naves queman
esa leve mueca de los capitanes
si miran desde el detrás y no ven nada
Yo denuncio a la muerte cómplice
y al animal ortopédico que pace
en las aceras del palacio
Nadie nos conoce
Yo establezco una andanada
Me abrazo al tronco de árbol de un alcornoque
como si fuera el rendido el absuelto el rehén del bosque que proclama
Pero nadie aquí
nos conoce.





jueves, 24 de mayo de 2018

La canción de A



A rayo.
A cuerpo.
A trenza de tormentas
con un amor de vendimia
y la fuerza de los pájaros en cardumen
de voces en el asalto de las puertas.

A percusión.
A viento y cortina libre.
Al lugar en el que nunca estuvimos
con la soga y el eco en la espera
de tanta herida proyectada
en el envés de los muertos últimos.

Esta canción
se arroja desde el filo de la navaja roma
y las alas se parten en dos lunas menguantes.
Con un estruendo sincopado
está llegando desde el fondo
de un cubo perfecto de piedra seca
allá donde la araña ensaya el látigo
y los sauces lloran por la muerte de su danza.


sábado, 19 de mayo de 2018

menú del día



menú del día bar restaurante
de barrio ocupo mi mesa
pegada a la pared junto a una foto
enorme de un conjunto de cabras
y en el transcurso del primer plato
un humilde revuelto de gambas y ajetes
al alzar la vista de manera banal
observo en una mesa vacía
una botella ancha de cristal
medio llena de vino tinto
y escucho a mi padre
desde el fondo del recuerdo
con esa voz de padre decir:
pásame la frasca
y como un estúpido humano
busco en el google:
frasca: recipiente de vidrio
transparente con base
cuadrangular y cuello bajo
que se usa para el vino
y un calambre de frío
me atraviesa la boca hasta los pies
mientras lloro una risa idiota
o río dos lágrimas indecisas
hasta ese momento
oportuno y certero
en el que el muchacho rumano
me acerca el carajillo de Baileys
y no sé si es
por esta soledad de ahora
o esa astenia de siempre
o el efecto circular
de media botella
de vino blanco turbio gallego
tan fresco y tan fácil de beber
por lo que el tiempo
ese brutal psycokiller del amor
se ha sentado a la mesa
y sin permiso
ha llenado de migas el mantel




lunes, 14 de mayo de 2018

semanasanta



No lo entiendo
no me encuentro
no me afecta
no me llega
al epicentro
con un sentir de bala
no me hiere
no me marca
no me escuece
no me cruza
el vientre
con su disparo de corneta
tanta tirantez de ala
tanto capirote
enhiesto
y tanta
rigidez
y anacronismo.




viernes, 11 de mayo de 2018

Epifanía




la luz de este día
es la misma de ayer
los árboles
siguen en las plazas
los perros 
salen dos veces al día
ficho
a las 8:45
y vuelvo a aparcar
junto al ambulatorio
pero hoy
con los cuchillos aún calientes
manchados en rojo
hoy que
a nadie le hace falta
hoy de marzo
hoy 2018
hoy miércoles
hoy ceniza de los otros
hoy
el maniquí
está
desnudo





domingo, 6 de mayo de 2018

Rep.


No queda nadie nadie
queda de los que partieron
con la camisa manchada en cielo.
Los autobuses ciegos la marea
automovilística
se empeñan en refutar este estado de sitio
donde el palo la zanahoria
la mordaza la esquina interior
y las repeticiones
las repeticiones las repetic
iones
las
re
pe
ti
ci
o
nes
No sé dónde quedaron
los tiempos quedos
en los que la hierba crecía
como crece un cuerpo
afilando las distancias
a cada pisada otoño o disidencia,
en la tormenta de paraguas
descienden sonidos
abisales sobre la piedra
de la calle ya mojada
en la hora del reloj
hay una sutura de pistola de plástico
una queja de badajo en espiral
la trenza de una onomatopeya
charcos en los que desaparecer
la noche antigua de los amantes.



miércoles, 2 de mayo de 2018

[Al final del calendario]



Al final del calendario
en el ronco
rugir de la palabra
donde el viento surca
un móvil remolino de hojas
en el momento diáfano
en que se escribe el poema
cuando regresamos al día
en que fuimos seres libres
sobrevivientes
a la tarea diaria
del ahora.




viernes, 27 de abril de 2018

otro milagro



Son las 18 y 22
del mes de marzo
la tarde alarga su huella
al fondo las montañas
permanecen distantes
aunque varíen
de tono
con cada nueva luz

en el edificio de al lado
hay cuatro árboles
sus yemas terminales
enuncian el orden por venir
en esas rutinas
me alcanzo
soy parte de algo
indescriptible
yo también
espero
otro milagro



lunes, 23 de abril de 2018

Lucía



Ella pinta un pato con corona amarilla
en el asiento interior de la fila 19
del vuelo Bruselas -Barcelona.
No para de hablar. Me pone de buen humor. Su risa
es un rebaño un pentágono una tortuga multicolor
que hace del tiempo un señor distinto.
Tras su figura menuda el campo de nubes
es un absoluto mullido algodón.

Con tan solo cuatro colores
está pintando el mundo
de rojo claro el mar
verde prado alpino para el cielo
la nieve en los Pirineos
es una mancha rosa flamenco
a 20000 pies de altura.

Desde aquí la vida tiene otro paso
una prisa distante
un vaivén de madera.

Me dice Lucía que tiene casi ocho
que toca el piano y le hace feliz
que ahora se aburre
y que
le invente un juego que le guste.




martes, 17 de abril de 2018

a me mos



Cuesta tan poco morir
es un trozo de nada
el que cambia y
es tan largo el saqueo
tan permanente
tan premeditado.

Morimos
cada día un poco
mientras otros
mueren mucho
y muchas veces.

Por eso
no perdamos el tiempo
ni el lugar para hacerlo:
amemos
el odiar
es de cobardes.


sábado, 14 de abril de 2018

Resistencia



Creen que hemos sido vencidos
porque seguimos viviendo
y nos miramos a las manos.

Nos marcan con alfileres invisibles
como insectos nos enarbolamos
caminamos por veredas inconclusas
desnudos de mentiras
con la canción que calentaba otras luchas
musitada frente al muro de los gritos.

El estupor nos enfría las suelas
y en un recodo
repartimos el pan a los que vuelven.
Estamos. Somos los lectores
de la palabra, los guardas de la lengua
con la que vuela el poema.
Nos sentamos a la mesa con la mirada clara.
Nos bendicen y no ponemos la otra mejilla
para adornar la mentira
con un número largo que se extienda
como pútrida marea en los altares.

Sin mirar el trecho que nos cuadran
pisamos el día establecido
con una trenza de amor
que no ha sido domesticado.

Una bandada de pájaros
está viajando a la noche.
No son drones, son alas y ojos
instinto de vuelo desde el fondo
del tiempo que aun no fue medido.

Cae el agua por los cauces
que el sol erosiona. Contemplamos
la felicidad natural de los ríos.
No estamos solos. También las olas
acuden a salvarnos
y hay hogueras
que nunca podrán apagar.


martes, 10 de abril de 2018

La estupidez es una moda



La estupidez es una moda
en este país de cuádruple carambola
en este mundo que se mira en el abismo
la estupidez es una moneda interplanetaria
un rictus viral
que muta en sucesivas formas de lo banal
un virus inoculado en vena
por pantallas y redes
por rutas del siglo que ha de venir
a extinguirnos.


En la representación ridícula
actores y actrices de mal reparto
deambulan por la esfera sin mirar
al ojo-hermano que todo lo ve.

En la reunión mensual de dividendos
los demiurgos afilan su cinismo
hacen del lenguaje un arma
de rendición masiva
y mientras tiran los dados al cielo sucio
de Berlín o de Manhattan
se rascan el culo
intercambian efectivos
nombran candidatos
extienden los memes
por las autopistas nevadas de la imagen.

No hay plan de fuga
inútiles las concatenaciones
hay zapatos que no producen huellas
tacones leves para avanzar el invierno
en salones de luz que los otros
no alcanzan a dibujar.

No hay tragedia si no hay espejo
verificador
yo grabo y tú retuiteas.
El guion es ilegible
y lo estamos
interpretando.






miércoles, 4 de abril de 2018

me



pulúlame
demórame
mámame
llena de luces este bosque
memorízame
asólame
cánsame
hasta que duerma como un niño
quimérame
utopíame
gástame
vacía las habitaciones de mi casa
simbiotízame
avalánchame
exteriorízame
abraza a los árboles que ahora veo
rodéame de cosas
galópame al abismo
amapólame
inventa la rueda
descubre el fuego
incendia la vida



domingo, 1 de abril de 2018

Valiente



Dame la sed de los helechos
dame la fuente nueva
y llena de agua los lugares
en los que fuimos raíz
o sendero.
Dame la luz y tu segundo apellido
el nácar la mordaza los renglones
que den camino a mis poemas
la curva de tu dos en mi espalda dame
el calor o parte
de algún silencio
que alguna vez compartimos
tu habitación repleta de animales
nuestra cama como arca
surcando la carretera
anegada de este otoño.

Dame un incendio cada quincena o mejor
dame un incendio en cada quincena,
el verso que nos redima
de tanta vida pactada
dame la revolución
dámela ahora
desnúdate de tiempos y de prendas
si hace frío sé valiente
hazme valiente.




sábado, 24 de marzo de 2018

peri feria (s)




los lados opuestos
el revés el puente
fuera en el lugar
del otro allí
frente al
centro
dónde
todo
ocurre
lo cierto
lo estricto
todo lo que es
así porque se ha
hecho siempre y
es completo y dado

la voz que se comprime
el gesto extraño en la
noche licuada y
con aristas
el desvarío
la doble
cola
del
 pez
abisal
esa forma
distinta de
hacerlo en el
fuera en el último
en el foso y en la calle
sin salida y con la lengua





d e s p r e n d i d a
abierta
y apuntando

al

centro