domingo, 2 de noviembre de 2014

Peces comiendo peces o Reajuste bancario



El empleado de banca nº 14
el de gafas de pasta y barba de 6 días
suda bajo el traje azul.
Le delata una sonrisa nerviosa
y explicaciones vagas. Si pudiera
mandaría a la mierda 
al grupo financiero que ha comprado
su puesto de trabajo, su tiempo
y su futuro.

La empleada del traje chaqueta ocre 
es atenta como todos los días
pese a que la oficina es
una isla en extinción a punto
de ser tragada por el pez grande.
Recoge las quejas y las recicla
con un empeño digno
de mejor causa. Su boca
preciosa de caro carmín
se ensucia con palabras
que no llegan
a la ristra de personas
en caótico desorden
que no quemarán un cajero.

La mujer discreta de pelo corto
recita parapetada
tras la mesa las consignas
recibidas en la reunión de ayer tarde.
Se siente una más
de las miradas que en contraplano
la interrogan, pero ay!
hará todo lo que esté en sus manos
por conservar la silla
rotatoria con reposabrazos
y espalda ajustable.

El hombre del pelo rapado
(SEGURCAS chapa n° 347)
en las sienes y gomina en el centro
cobra 826 euros limpios
y apenas le queda tiempo
para ver a su hijo de 2 años.
Mira con desprecio el panorama 
ante sus ojos de águila culebrera
y solo piensa en el partido
y en contar los tangas
que insinúan su presencia
bajo los vestidos.


(BBVA ha decidido iniciar el desembarco de sus directivos en CatalunyaCaixa antes de que Bruselas apruebe la adjudicación de la antigua caja de ahorros)
(Catalunya Caixa ha vendido empresas en las que participaba a través de sus canales de capital riesgo por importe de 12 millones de euros )
(Mails de directores de oficina en Tarragona, circulares internas y folletos presionaban para vender productos de alto riesgo catalogados como 'estrella' con los que captar 'dinero nuevo')
(La adquisición de CatalunyaCaixa por BBVA por algo menos de 1.200 millones de euros, anunciada el pasado mes de julio, tiene todavía muchos flecos pendientes. Entre los que más preocupan a los sindicatos, las decisiones que tome el banco que preside Francisco González sobre el recorte de plantilla necesario en la entidad catalana, y el mantenimiento o no de la marca comercial)
(El Banco Santander anda a la caza de ex empleados de banca en Cataluña para arañar clientes. Es una de las primeras reacciones a la compra de Catalunya Caixa por parte del BBVA. Busca acortar distancias en la región con su principal competidor y CaixaBank) *

* (tomado de noticias de Internet)


Y aunque no estemos
jugando al monopoly
ni en un casino de Las Vegas
todos sabemos que

la banca 
siempre 
gana.