sábado, 19 de mayo de 2018

menú del día



menú del día bar restaurante
de barrio ocupo mi mesa
pegada a la pared junto a una foto
enorme de un conjunto de cabras
y en el transcurso del primer plato
un humilde revuelto de gambas y ajetes
al alzar la vista de manera banal
observo en una mesa vacía
una botella ancha de cristal
medio llena de vino tinto
y escucho a mi padre
desde el fondo del recuerdo
con esa voz de padre decir:
pásame la frasca
y como un estúpido humano
busco en el google:
frasca: recipiente de vidrio
transparente con base
cuadrangular y cuello bajo
que se usa para el vino
y un calambre de frío
me atraviesa la boca hasta los pies
mientras lloro una risa idiota
o río dos lágrimas indecisas
hasta ese momento
oportuno y certero
en el que el muchacho rumano
me acerca el carajillo de Baileys
y no sé si es
por esta soledad de ahora
o esa astenia de siempre
o el efecto circular
de media botella
de vino blanco turbio gallego
tan fresco y tan fácil de beber
por lo que el tiempo
ese brutal psycokiller del amor
se ha sentado a la mesa
y sin permiso
ha llenado de migas el mantel




lunes, 14 de mayo de 2018

semanasanta



No lo entiendo
no me encuentro
no me afecta
no me llega
al epicentro
con un sentir de bala
no me hiere
no me marca
no me escuece
no me cruza
el vientre
con su disparo de corneta
tanta tirantez de ala
tanto capirote
enhiesto
y tanta
rigidez
y anacronismo.




viernes, 11 de mayo de 2018

Epifanía




la luz de este día
es la misma de ayer
los árboles
siguen en las plazas
los perros 
salen dos veces al día
ficho
a las 8:45
y vuelvo a aparcar
junto al ambulatorio
pero hoy
con los cuchillos aún calientes
manchados en rojo
hoy que
a nadie le hace falta
hoy de marzo
hoy 2018
hoy miércoles
hoy ceniza de los otros
hoy
el maniquí
está
desnudo





domingo, 6 de mayo de 2018

Rep.


No queda nadie nadie
queda de los que partieron
con la camisa manchada en cielo.
Los autobuses ciegos la marea
automovilística
se empeñan en refutar este estado de sitio
donde el palo la zanahoria
la mordaza la esquina interior
y las repeticiones
las repeticiones las repetic
iones
las
re
pe
ti
ci
o
nes
No sé dónde quedaron
los tiempos quedos
en los que la hierba crecía
como crece un cuerpo
afilando las distancias
a cada pisada otoño o disidencia,
en la tormenta de paraguas
descienden sonidos
abisales sobre la piedra
de la calle ya mojada
en la hora del reloj
hay una sutura de pistola de plástico
una queja de badajo en espiral
la trenza de una onomatopeya
charcos en los que desaparecer
la noche antigua de los amantes.



miércoles, 2 de mayo de 2018

[Al final del calendario]



Al final del calendario
en el ronco
rugir de la palabra
donde el viento surca
un móvil remolino de hojas
en el momento diáfano
en que se escribe el poema
cuando regresamos al día
en que fuimos seres libres
sobrevivientes
a la tarea diaria
del ahora.




viernes, 27 de abril de 2018

otro milagro



Son las 18 y 22
del mes de marzo
la tarde alarga su huella
al fondo las montañas
permanecen distantes
aunque varíen
de tono
con cada nueva luz

en el edificio de al lado
hay cuatro árboles
sus yemas terminales
enuncian el orden por venir
en esas rutinas
me alcanzo
soy parte de algo
indescriptible
yo también
espero
otro milagro



lunes, 23 de abril de 2018

Lucía



Ella pinta un pato con corona amarilla
en el asiento interior de la fila 19
del vuelo Bruselas -Barcelona.
No para de hablar. Me pone de buen humor. Su risa
es un rebaño un pentágono una tortuga multicolor
que hace del tiempo un señor distinto.
Tras su figura menuda el campo de nubes
es un absoluto mullido algodón.

Con tan solo cuatro colores
está pintando el mundo
de rojo claro el mar
verde prado alpino para el cielo
la nieve en los Pirineos
es una mancha rosa flamenco
a 20000 pies de altura.

Desde aquí la vida tiene otro paso
una prisa distante
un vaivén de madera.

Me dice Lucía que tiene casi ocho
que toca el piano y le hace feliz
que ahora se aburre
y que
le invente un juego que le guste.