miércoles, 21 de junio de 2017

los que no volverán




1

qué vieron sus ojos
rasgados de infancia
qué noche de harapos
imagino
desde mi noche estructurada
qué silencios atravesando
tundras o fronteras
para verse desde fuera
ya sin lugar
carne para el mercado


2

la vigilante
del turno de mañana
les mandó callar
qué fácil
doblar el junco
que resistió el incendio



3

le pregunté de dónde sois
pakistán me dijo
y en sus ojos de atlante
vi pasar el miedo
como ese tren que no para
en la estación de las lluvias



miércoles, 14 de junio de 2017

Open Days




Son los días
sin sueños de tigres
adormilados en medio
de la habitación en llamas
como bornes inconexos
o vanas espumas afligidas
por una soledad mal dispuesta.



Del otro lado
los versos y su alquimia
un peine de olivos
a mediodía
noches de alta marea
dibujando un 44
a doble extremidad.




viernes, 9 de junio de 2017

lunes, 5 de junio de 2017

Agua




Giro la espoleta
y en unos segundos
soy el Señor del Agua.
 
Establezco
conexiones límbicas
meandros
torrenteras
cursos de agua
con la mano que un día
esculpió la belleza en aquel cuerpo.
 
Las plantas
con sed vegetal
agradecen el gesto.
 
Resbalan los pies descalzos
no hay moscas
y una nube
toma la forma de un conejo.
 
Desde abajo
sube el rumor
de los hombres con prisa
el agua tiene
la velocidad del agua.
 
Piso los charcos
mínimos
a las 12:04
es domingo y escribo:
Qué será de los pequeños dragones
tan tímidos
tan quebradizos
tan fuera de lugar.



martes, 30 de mayo de 2017

Treinta minutos




En la Biblioteca Pública
mi trabajo cinco días
cada semana
hay hombres extraños y malolientes
que perdieron el contacto
con su imagen
viejos prematuros
que predican el final


silencios con murmullo y zumbido
roces de papel
a la velocidad del último caracol
en la carrera de la lluvia
pantallas
que se miran en los ojos
que las reflejan


la luna que mengua
llegará a tiempo
para iluminar discreta
a los fantasmas
que pululan desconcertados
por la sección de Novela
(los poetas
son más de luna llena
y no acostumbran
a salir los martes)


desde la línea de ventanas
los árboles la luz
operarios descargando un camión
yo añado los pájaros
y borro el cemento

la luz del lunes
no es la misma luz
que la luz del viernes


regreso a casa
son treinta minutos
con la tarde ya lanzada
por la codicia del tiempo

contemplo los objetos
y me conmueve su afán
por permanecer
atentos al modo
en el que el azar lanza los dados


el cielo ahora
es un damero irregular
en azul y blanco
desplazándose
a la velocidad de la risa
me hace señales
que no entiendo


cruzo miradas
con el autobús línea 11
Rafalafena - Universidad
y me asombro al pensar
que la mujer de abrigo rojo
tiene mi misma edad


las calles están tendidas
sin cambios aparentes acaso
los charcos que dejó
la noche anterior
como restos
perecederos
que se llevará la intemperie


juego a elegir
mi menú ideal
de entre todas las pizarras
que se me ofrecen la paso

de 1° ensalada de fresas
queso de cabra y miel
de 2° meloso
arroz a banda
cerveza postre y café
(cortado descafeinado)


el sol de febrero es un regalo
llevo en la mochila
papel reciclado
y un lápiz negro HB
que robé en IKEA


pequeñas variaciones
de una misma repetición
lo que no pasa
entre esos intersticios
de tiempo
en los que pasa
la vida
o este intento
de poema.