lunes, 28 de julio de 2014

Cadarnera


En mi balcón
en los geranios que cuelgan de mi balcón
un jilguero ha montado un nido
cinco huevos de vida
buscando su calor

salgo a mirar el declive
cotidiano del sol

y vuela
y huye al intuirme
no sabe
que compartimos enemigo
y nos necesitamos enteros.