jueves, 20 de enero de 2011

Tres tristes tigres.

.
Tengo una tristeza pequeña,
polivalente,
una tristeza de lunes
que inocula en la semana
un hueco definitivo,
el vacío a deshora
que es como un ansia sin brazos.

Me mira a los ojos
con los suyos, tristes,
y es tan triste la tristeza
con sus cálculos azules
y sus números viciados.

Yo me expando en palabras
que quisieran ser poemas,
me duermo, infantil, en tu regazo,
pero debería invocar la lluvia
con un sortilegio itinerante,
recorrer los senderos tras su paso
y no sentirme extraño aquí sentado.
.
.
.

3 comentarios:

Cita dijo...

Quizá no deberías hacer eso y lo que tienes que hacer es permanecer sentado dejando que sea tu mente la que vuele. La tristeza la invento Disney con Bambi, lo tengo claro.

Besos

Cita

María Socorro Luis dijo...

Cada día encuentro aquí mejor poesía.

Ta muxus

Paloma Corrales dijo...

Estoy con Soco, poesía, eso es lo que sentí al leerte.

Un beso.