martes, 6 de septiembre de 2011

Origen


Hay distancias
que avasallan como aludes
para llenar de vacíos
las salas de espera
del penúltimo cansancio,
esos no-lugares
que transitamos ajenos
al devenir crucial de los sentidos.

Me desconcierta la fórmula
del espacio y el tiempo
en tu físico objeto palpable.

No hay luces ni medidas
que indiquen las opciones
en los pasillos sin bancos
que cruzan los hospitales
de nuestra brumosa memoria.

Habrá que lanzar flechas con fuego
desde aquí, al otro lado,
quemar las naves antes
de lanzarse al frío océano
y navegar hasta el origen:
balcón, luna,
susurro,
sueño.



4 comentarios:

Odile dijo...

Hay distancias que nos unen más de lo que parece. A veces basta con quedarse quieto/a en los pasillos, en las orillas y dejar fluir la vida. Me encantan los primeros versos, Eloy.

Un beso lejano pero próximo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Para mí es perfecto, final incluido en el que me encanta cómo has hilado esas palabras en esos cuatro versos , y desde mi visión, aunque sea equivocada, cómo me lleva al guiño hacia la más completa actualidad... esa película me gustó mucho también.
Gracias por recordármela, entre otras cosas.
Un beso

eloy dijo...

Qué alegría, Odile, volver a verte por aquí (más bien leerte). Me gusta eso de sentarse en las orillas y dejar fluir la vida.
Besossss (y te quiero aquí más a menudo, si puede ser)

Gracias Sofía por tus comentarios, siempre tan certeros. Ya sabes que en la poesía no hay visiones equivocadas, los poemas son del lector y el/ella los reconstruye según su propia visión.
Besos

Paloma Corrales dijo...

"y navegar hasta el origen" quizás sea el único secreto.

Un poema perfecto, gracias.

Un beso.