martes, 27 de septiembre de 2011

Poética


Escribo con la mano que te toca.
Disparo palabras en cascada:


como aldaba indecisa

brota en azahar la fuente,

tus muslos como ascuas

cóncavo amor
convexa vida

Escribo porque el mundo se compone
de espanto y arrebato.

Caen las rosas y yo anoto:
ilusos los naufragios.

La noche es un manto horizontal
con chirridos y preguntas.
Descifro su acertijo
con verbos inconjugados
en efímero presente.

El desamor ya batió sus alas, y yo,
tercamente enamorado,
resistente en la colina,
tecleo:

Escribo porque no sé
decírselo a tus ojos.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es un tremendo poema, amigo mio, de los que se quedan dentro.
Un abrazo.
Gino.

jojoaquin dijo...

me gustan tus poemas tanto en lo conceptual como en lo emocional. Estimulantes tus imágenes. Tratas con respeto, pulcritud y aseo al lenguaje y éste, agradecido, te devuelve los dones. Te enlazo también. Gracias P.D: muy bueno el poema "Limpieza general"

Manolo Benages dijo...

Qué altura vas cogiendo con los poemas, Eloy.
Este es soberbio; ahora, la faena será tuya para superarte a ti mismo.

diego Trad dijo...

Qué maravillosa forma de expresar ese miedo. Este poema es digno de admiración, por su calidad poética.
Abrazos.

María Socorro Luis dijo...

Magnífica tu poética: tus motivos para escribir...

Y un final de maravilla.

Besosyversos.

Leonel Licea dijo...

Muy bueno Eloy, Excelente de verdad.
Un abrazo.
Leo

Ramón Ataz dijo...

Estoy de acuerdo con lo que leo a otros lectores. Un gran poema. Es una poética sin falsos intelectualismos. Al final, escribir poesía es una necesidad para quien lo hace.

Abrazos.