miércoles, 5 de enero de 2011

Cansancio.

.
.
No estoy cansado
de los atardeceres húmedos
y la estupenda algarabía del verano,
siempre sucediéndose
los segundos, las horas que les siguen,
los meses con sus nombres
y sus números, siempre iguales
- febrero, ¡ese rebelde!-
con la certeza infinita
de su esencia de ser meses.
.
Sé que las farolas se encienden
tras el último aullido
y que hay días, siempre iguales
que repiten su exterminio.
.
.
No me cansé
de la belleza sabia que el tiempo
ha amasado en tus ciudades
ni del mar omnipresente
en mis dudas y tu entrega.
.
Sé que los relojes sueñan
con la cálida piel de la noche,
ellos también quieren
ser inmortales, amar,
doler, morir acaso
con la leyenda del tiempo tatuada en su osamenta.
.
No me cansé todavía
de las dos dimensiones de los trenes,
del zumbido monocorde de los grillos,
de lo rápido que el placer se difumina,
de la insondable sustancia con que están hechos tus ojos
del tránsito sumiso de las estaciones
.
pero comienzo a estar ya harto
de ver las mismas caras
en los mismos lugares
mirándonos desde arriba.
.
.
,

7 comentarios:

Sara Royo dijo...

Yo también estoy harta de eso.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Magnífico poema. Siempre vale la pena volver...

Saludos
Marian

Amelia Díaz dijo...

Genial, Eloy.

Tus poemas siempre me llegan muy adentro, como si llegasen a casa.

Un beso enorme!!!

maravillas dijo...

Me ha gustado mucho, mucho, mucho..., Eloy. Un poema grande, con oficio, que surge como un disparo...

Un abrazo!

Leonel dijo...

Excelente poema, Eloy, con un final que firmaría por entero. Enhorabuena.
Un abrazo.
Leo

ADELFA MARTIN dijo...

Eloy...me trajo a tu blog tu nombre, pues tuve un tìo que asi se llamò...poco comùn por cierto.

Tu poesìa ¡fantàstica!,con un cierre para debatir...¿y si somos nosotros los que miráramos desde arriba?...
y bueno, me quedo con esta estrofa:


No me cansé todavía
de las dos dimensiones de los trenes,
del zumbido monocorde de los grillos,
de lo rápido que el placer se difumina,
de la insondable sustancia con que están hechos tus ojos
del tránsito sumiso de las estaciones

cordiales saludos

carme dijo...

i tot el cansament que el ritme de les teues paraules em fan arribar.
Endavant i gràcies

...ellos también quieren
ser inmortales, amar,
doler, morir acaso
con la leyenda del tiempo tatuada en su osamenta...