martes, 13 de septiembre de 2016

Agosto


El sol nos entrega su cuota alargada de luz.

El agua resbala en los cuerpos
y se apacigua en los brotes.


Atardece despacio
y la ciudad despereza
cuando el calor pacta treguas.


Me asomo a mi agujero
y cuento un par de aviones
o estrellas todavía.


Leo poemas
de amigos lejanos
entre nube y pájaro.


Cierro los ojos.

Todo es de color naranja.