miércoles, 22 de junio de 2011

glicinia y tú



arderá el sol poniente
en tu firme corazón enjalbegado

treparán añiles flores
por tus tallos con aroma de madera

y dormiré en tu brocal para soñarte
violetamapola veranoamor



.

7 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

mmmm...cómo me gusta eso del veranoamor...
Precioso, Eloy.

Por cierto, ya sé el nombre del otro árbol, el de las flores amarillas: tipuana (me lo pido!!!..jjaajajajja)

Besos, poeta!!!

María Socorro Luis dijo...

Mielymenta tu poema, Eloy.

Ta muxus milla

Anónimo dijo...

¡qué delicia de poema, Eloy!

Unbesollenodeamor para el otoño, el invierno y la primavera también.


Odile

eloy dijo...

SI,Sí, muy bien Amelia ¡tipuana! gracias, alguno diría que es una palabra poco poética, pero yo me la guardo en mi libreta, el primero que la use se la queda para siempre!

Gracias Soco, muchosbesosparatí

rubén lapuente dijo...

Tengo glicinias porque sus latidos no se hielan al raso de esta sierra. Este año las podé como en los manuales y no me han defraudado. Hoy tu poema juanramoniano está a la altura de su vigor.
Un abrazo

Leonel Licea dijo...

Breve, pero preciso. Una joya, Eloy.
Enhorabuena.
Un abrazo.
Leo

Ramón Ataz dijo...

Precioso, enormemente lírico y original.

Saludos.