jueves, 10 de marzo de 2011

Tan bien.

Yo también quiero verte así,
cerca de mí, protector,
hombre-niño en las almenas
con las palabras afiladas,
pura entrega en la derrota,
niño-hombre tú, mi estela que naces
desde la revelación que ya es
tu cuerpo duro de verbo inconjugado.

Yo también quiero saberte fuerte,
orgulloso paisaje doblemente mío,
mirada de luz ojos poetas,
mi pradera sin ley, boca
que reclama alta la justicia
con las manos blancas agitadas,
lluvia en el mar raudas alas,
todo lo que una vez te soñamos.

Yo también quiero
contemplarte
en ese futuro intacto que prometes,
hombre entero, digno, ardiente,
junco que azota viento si mira
con la mirada de mar con que te ofreces.


4 comentarios:

Mayde Molina dijo...

Qué hermosura de poema, Eloy.

"Yo también quiero saberte fuerte,
orgulloso paisaje doblemente mío..."

Hombre-niño, niño-hijo, todo lo que una vez le soñasteis.
Me gusta muchísimo, querido amigo. Te felicito, por el poema y por el pequeño gran inspirador del mismo.
Besos, que estéis muy bien los dos ;)

Cita dijo...

mirada de luz ojos poetas,
mi pradera sin ley, boca
que reclama alta la justicia...

Chico, a veces das lecciones eh? Hay que ver como te pones ...
Me encanta
Pasa buen fin de semana!
Citabesos!

Cita dijo...

Es verdad! tenemos la casa pintada del mismo color!!! jejejeje

María Socorro Luis dijo...

Me gusta mucho este delicioso poema-deseo, que mira el futuro con optimismo y esperanza.

Una belleza, de principio a fin.

Muxusss