jueves, 17 de marzo de 2011

Poetas de guardia: Intemperie, de Dulce Chacón.


.
Intemperie



Era el domingo pasado
de hace mucho tiempo,
venía
con un paraguas en cada mano,
por si llovía por las dos partes.
Y es que uno nunca sabe
si está bien protegido,
a veces llueve sólo la palabra
y moja o no moja según los labios,
o llueve un sueño circular
que se pega a la piel.
¿Quién puede protegerse de un sueño?
¿Quién puede calcular el dolor
y preparar la defensa
de acuerdo a su peso?
Era domingo
y no llovía.


Dulce Chacón

2 comentarios:

Cita dijo...

Se protegía de algo inexistente pero que ¿quién dice que no puede pasar?
Besos, Eloy.
Cita

Charcos dijo...

Me encanta Eloy gracias por compartirlo

un abrazo