miércoles, 2 de julio de 2014

Ya va siendo hora


Me mira con rostro cansado
de vez en cuendo desde
el espejo
mientras me afeito
lavo mi cara o
me cepillo los dientes.

Es extraño porque
murió hace más de cuatro años
y él no creía en segundas
oportunidades.

He probado a cambiar
los azulejos del baño
el lavabo y el cristal
que me refleja cada
nueva mañana
pero sus ojos perdidos
mantienen la mirada
desde el otro lado.

Creo que ya va siendo hora
de que mi padre y yo
hablemos.


2 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Nunca es tarde; él te esperará.

Precioso

Amapola Azzul. dijo...

Me parece bien, Un beso.