lunes, 14 de julio de 2014

Corazonada




Ni la lluvia dando cuerda a los geranios
ni la fuente de aguas blancas
temblando en los rostros
como orgasmo batiendo los tendones uno a uno.

Late el planeta mientras barremos el patio
hojas secas y excrementos extrañamente negros
de pájaros provisionalmente urbanos.

Ritmos e instinto
mirando hacia adelante
hacia la vida que recupera su pálpito
sin mirar al lugar del que venimos.

Hay amor y polvo
y amor y polvo en paredes
y ventanas de curiosas formas ya sin rejas
liberadas de la carga del hombre como género
como losa incandescente en los siglos de avaricia.

Delante del edificio
el sol repite la danza y la dulzura que equilibra el calendario.
Una bicicleta verde es un símbolo
los subtítulos se muestran incapaces
de descifrar el lenguaje no verbal.

Un piano y una bicicleta
son objetos principales.
Las notas que acarician un día indefinido
son ahora como esponjas espumosas en la piel.

En busca de un premio desconocido
hemos caminado descalzos sobre desiertos feroces
cuando lava era solo una palabra
carente de referencia.

Los pasos borrados
lluvia escasa y viento dañino
pero la piel protege al alma cuando busca refugio
en hoteles superpoblados
de hombres con traje
planeando pequeños incendios que prescriban el amor como morada.

Corazonada!!!