lunes, 28 de noviembre de 2011

(Re)nacimiento


(A Amelia Díaz)


Allá quedaron
ilusos los naufragios
las cometas
sensatas en su ruina
y pálidos noviembres.

Ahora escribes
con timón
al desembarco
rumbo a un mar
que quiso
ser eterno.

Y yo no sé
en qué oportuno lugar
liberas tus mareas.

Ya tomaste con estruendo
las riendas y los remos
y es un viento en las velas
el que peina los trigos
soñados de tu paisaje.


3 comentarios:

Cita dijo...

El ir por libre es sano para el protagonista pero insano para el dependiente...

Besos
Cita

jojoaquin dijo...

qué sensación de integración en la totalidad la que transmites. Un abrazo

Isabel Expósito dijo...

Hermoso poema donde adivino despedidas, viaje de ida sin regreso, para renacer o reconstruirse, en otro espacio, en otra dimensión. Abrazos