sábado, 12 de noviembre de 2011

Blanco / Frío


las baldosas
emergieron lívidas
insensibles al abrazo

un airbús rasgó la cuerda
del último latido
que iluminó prematuro
de ceros la estancia
dejando espuma
en las cicatrices
y ojeras
en los armarios

los hombres disecados
pidieron la cuenta
de los tumores recetados
tras los cristales ungidos
de ampollas en el café

las palabras
ahuyentadas
regresaron a los libros
a su pulcra tibieza de tinta
y papel que las concluye

blanco como sala de espera
yacía el sol naftalina

es la muerte una extraña
pareja de baile






...




3 comentarios:

jojoaquin dijo...

hondísimo, muy pulido. Un saludo

Amelia Díaz dijo...

Ufff...Eloy...no sé si es así o yo lo he hecho tan mío, que he leído tu poema y ES la muerte de mi amigo Rafa.

Un poema espléndido, querido amigo!

Manolo Benages dijo...

Super pesimista, de un pesimismo desgarrador, pero precioso. Fíjate:lívidas, insensibles,rasgó,cicatrices, ojeras,disecados, tumores.. conceptos más que tristes, hundidores,
contundentes en lo oscuro...
Este poema tiene una fuerza increible.. ante lo oscuro, no aparece la resignada tristeza, sino la combativa rabia.
.. Y me encanta el final, redondo, de una sencillez concluyente digna de la misma Gloria Fuertes. Creo que hasta le quita hierro al resto de conceptos al utilizar la palabra "extraña",(justifica a lo oscuro en su rareza),
y "pareja de baile", es como, si después de todo resulta que uno ha elegido esa "oscuridad",como se elige la pareja de baile.. o bien, como si tampoco fuera para tanto, total cuando acabe el baile, acaba la pareja.
... Y una cosita, si me permites, en los versos 12 y 14, aparecen muy cerca las palabras disecados y secos.. tal vez sea intencionado.. sólo es una sensación mía, eh?.
Un abrazo