lunes, 28 de mayo de 2012

Los rescatadores (otro panfleto de poema)





Cuando sea mayor o mejor
un poco + mayor
que ahora
contaré a los niños
cuando me tiren piedras
que 1 día
rescaté a un banco
aunque no
me hicieron fotos
ni salí
en los telediarios
claro que
fuimos muchos
los rescatadores y no
había sitio para todos.




Somos los rescatadores
de cuota alícuota impuesta
de hocico trémulo
y guadaña fibrosa.

Nos diluimos en un cofre efervescente
no tenemos límites nos limitan
desnudos en la esquina junto al frío
no tenemos ojos ni altura de bosque
solo una agonía que no alcanza
a afilar las cacerolas
a desmembrar los tinglados
a agitar los caninos
a marchar
a mancharnos
a mancharse
y a mancharlos



3 comentarios:

Gino Ginoris dijo...

Nos salva esa poesía que rompe y grita y deja huellas.
Serán muchos los salvadores que no cupieron en la foto, pero muy pocos lo dejaron así, para el tiempo, en versos.
Mi hombro.

joaquin dijo...

huelo ya la pólvora

un abrazo

Alicia Calero Cervera dijo...

Somos los rescatadores en el país de los ladrones.
Vivamos nosotros! Salvadores anónimos!