martes, 22 de mayo de 2012

La música del azar: Stina Nordenstam, "Little Star"

 


La sueca Stina Nordenstam es todavía -y así lo quiere ella- el placer oculto de unos pocos. La suya es una voz aguda y oscura, quebradiza y susurrante, como la de una niña que no quiere crecer. Una voz tan cercana al oido como un secreto. Sus relatos de tristeza, duda y desesperanza son tan íntimos que sabe mal propagarlos.

Recomendar a Stina es perder la exclusiva de un amor perfecto.


1 comentario:

joaquin dijo...

no sé si el término reseña es el correcto; pero en todo caso es magnífica