miércoles, 9 de mayo de 2012

Hoy mi poema


Hoy mi poema se sabe distinto
y dice plaza
y dice mayo y dice flores
sin azorar su horizontal estructura
ni levantar las manos
pidiendo realidades.

Suenan prepotentes las campanas
pero mi poema no se da por aludido
porque tiene una memoria de sauces
y de orillas que abrazan como bocas
como labios reptando su equilibrio
para curvar la longitud de los poetas.
Y se desnuda mariposa.
Y  acaricia trapecista.
Y se atreve con palabras desterradas
cuando dice linda y adjetiva cielo.

Mi poema de hoy no sabe de vocablos
de alargada escritura y estilo aparente
y aparca cataclismo en la acera azul
y deja la astenia -perdón, juré no repetirme-
durmiendo en las sábanas de ayer.

Hoy, mi poema me ha mirado a los ojos
y he visto un fulgor en sus artículos
un brillo como de júbilo
hasta ahora nunca etiquetado.



6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Espléndido, Eloy. Hoy la poesía puede remirar al futuro.

Gino Ginoris dijo...

Imperdible.

Túconmigo dijo...

Magnífico. Te felicito.

rubén lapuente dijo...

Demasiado hermoso es mayo para hacerle un poema y estar por encima de él.
Sensaciones que me llegan Eloy.
Un abrazo

Tomás Rivero dijo...

Un poema debe arreglar el mundo, Eloy. Me gustó tu brilló de júbilo sin etiquetas.

Saludos.

María Socorro Luis dijo...

Tu poema de hoy tiene magia. Se viste de mayo, se flores, de mariposas y de lírica
sencillez.

Abrazo.