sábado, 17 de marzo de 2012

La música del azar: Calexico.



Hace ya 14 años del estreno discográfico de la banda de Joey Burns (voz, bajo, guitarras) y John Convertino (batería). Surgieron como un experimento paralelo sin demasiada continuidad de la sección rítmica del grupo Giant Sand, y con el tiempo se han ido consolidando como un grupo de referencia en el diálogo entre el rock alternativo y la música americana de raíces. En su incansable búsqueda de nuevas texturas musicales, la tradición fronteriza se da la mano con el uso vanguardista de los sonidos. La frontera y el desierto de Arizona son los inspiradores visuales de un ejercicio musical mutante en el que tienen cabida, el mariachi mejicano, el neocountry, toques morriconianos, paisajismo instrumental, jazz cinematográfico, rock desértico y desolado, guiños al spaguetti western, lounge music... Todos los ingredientes combinados con la sabiduría y pericia de los dos músicos de Tucson (Arizona).

Una música muy visual con la que soñar películas imaginadas, polvorientas road movies con secundarios mejicanos y antihéroes cansados. Música paisajista con guitarras que suenan a desierto, canciones en las que puede aparecer una marimba, unas congas, una batería de escobillas, unos violines o una trompetas, canciones instrumentales o cantadas por la voz seca de Joey Burns y con algún que otro invitado/a como Amparo Sánchez (ex Amparanoia).

1 comentario:

el bocón dijo...

su música es el peyote del desierto. alucinante.
un abrazo.