domingo, 17 de abril de 2011

naranja (II)

. .
me dices
anoche
me gustó
yo estoy solo y miro la ventana
una línea blanca
de avión
parte el cielo
ahora recuerdo
que dibujamos números
y las sábanas eran rojas
y era tuya esa anónima tersura

he soñado
tú nunca estás en mis sueños
eras
lisa como una ola
y yo
viento surfista
lengua mano y espuma
ahora recuerdo
la luna me mira
y yo le pregunto
creciente
o menguante
ladra un perro y nadie
le contesta
estamos solos
en la habitación naranja


. . .

3 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Te había dejado un comentario esta noche que no sé porque desapareció, lo intenté varias veces y el resultado fue el mismo, pruebo ahora nuevamente.
Al leer el poema me pareció revivir las mismas emociones que con el anterior donde evocabas esa habitación naranja, y es que hay colores que se asocian directamente a determinadas imágenes que en tu caso son muy fuertes, creo que te lo he dicho mil veces, pero se me antojan fotográficas, logro visualizarlas y eso me gusta muchísimo.
Un abrazo.
Leo

Anónimo dijo...

Tus palabras son como retazos, pinceladas, imágenes, que ha veces parecen contradecirse, es como si el autor nos diera pistas falsas, para que imaginemos el resto.
Me gustó. Un placer pasarme por tu página. saludos, buen día.
Víctor Vásquez

TORO SALVAJE dijo...

Pobres perros ladrando...
Nadie les escucha.
Y si le dicen algo es para que calle.
Deberían escribir poemas, o quizás ya los estén ladrando.

Saludos.