viernes, 29 de abril de 2011

I vitelloni.

.
.
los que tiran la piedra
y muerden la mano

los que venden el fraude y cultivan
la paranoia

los del apocalipsis concertado
los voceros
sin pudor
necios hasta la amígdala

los mismos perros de siempre con el collar de siempre

los de blanco impoluto
y la camisa planchada en los armarios
de rebosante cadáver

los que fusilan y después
preguntan
y comprueban

los del sesgo y la siega
y el paseo en la sien, de madrugada

los que adoran al tótem
ego bilioso del anti todo

los del barro hasta los ojos
los licenciados
en heces esparcidas

los que pervierten el asco
desenterrando entrañas
zaheridos del error ajeno

los que gritan más alto
para tener más razón

los consentidos de las rotativas
los cómplices del siniestro

los de la paja en el ojo
y la viga en la vida

los adláteres
de las facciones
de las hordas
serviles

los descerebrados


los inútiles


-

5 comentarios:

Elena dijo...

¡Jo!

Amelia Díaz dijo...

Jo, Eloy, estás que te sales.
IMPRESIONANTE!!!!!!

Besos!!!

Leonel Licea dijo...

Esta vez te aplaudo sin más.
Cuántas verdades hechas letras con rabia y poesía.
Un abrazo.
Leo

TORO SALVAJE dijo...

Eso somos.


Que pena.

~ Vassilaco! dijo...

estupendo, fuerte y directo, vomitando la realidad