lunes, 6 de diciembre de 2010

Prevención de riesgos.

.
.
Dicen
que el desamor
-aquel verdugo inquilino de las arterias-
se ha vuelto cobarde
y no responde a las llamadas.
.
En la cama
se hallaron restos fósiles
de noches antiguas
cautivas de brasas y deseos
hoy apariencias malsanas
que hacen aún más plano el horizonte
del que cuelgan los barcos de los días
siempre iguales.
.
Una agonía calcárea
se ha fijado a las paredes del estudio
y en la cocina el riesgo
es un plato restringido a lo invisible
por su alto contenido en grasas y miradas
frontales al espejo y al dolor.
.
Duermen las quimeras, tan volubles
ajenas al menú de entresemana
y un gusto rancio se apodera
del café y de las pastas del Domingo.
.
En los atlas, los ríos
fluyen cada vez más rectilíneos
ignorando que una vez fluyeron delta
meandros, cascadas, remolinos
accidentes, nada más, al fin y al cabo.
.
... y el amor ya no pinta en las paredes
.
... y el amor es un tópico eufemismo
.
.
.

5 comentarios:

maravillas dijo...

Perfecta esa "geografía del desamor" ¡Qué buen Poema, Eloy! Gracias, por compartir, y un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Siempre el amor...
Qué magnífico poema, pirueteando, dando saltos mortales con las palabras...

Felicidades

trovador errante dijo...

Contundente y muy gráficas las imágenes, te transporta ahí, te hace recordarlo. Buen poema Eloy, fluye muy bien.

Un abrazo,
Kike

Odile dijo...

Si el amor ya no pinta en las paredes habrá que esperar que llegue la primavera, entonces seguro que los fósiles resucitarán, las rutinas saldrán disparadas, las curvas volverán a los ríos...
Y justo cuando eso pase, el amor ya no será un tópico eufemismo.

Un beso que no previene riesgos porque sabe que el amor, a veces, inverna bajo las sábanas.

Lóbrecrown Gabriel dijo...

Contundente y hermoso, y un final magnifico... me ha gustado de sobremanera...
Saludos.