domingo, 27 de junio de 2010

Gata.

con parsimonia gatuna
santificas el domingo
en esa hora fecunda
de las siestas y los roces,
piel con piel, acalorada,
duermes capicúa,
lento
muy lento

6 comentarios:

mis largos pies dijo...

¡Me encanta esta hora fecunda!

Meri Pas Blanquer dijo...

Wuauuuu, sensual es poco.

Buenísimo.

Odile dijo...

Lento, muy lento el domingo es de las gatas. Delicioso.

Un beso que lame

eloy dijo...

la hora de la siesta es proclive a roces y sudores agradables, me encanta que le encante a tus largos pies.

Meri Pas, sensual es poco, sexual es demasiado.

Lo lento está mal visto, no se porqué. El domingo es el mejor día de la semana , al menos para mí, a muchos les deprime. Reivindicamos, Odile, los domingos lentos, muy lentos.

Besos lentos a las tres

Mayde Molina dijo...

Gatas, felinas y silenciosas horas que nos deleitan el pensamiento y la piel, sin pensarlo...

Me gusta mucho ese dormirse tuyo "capicúa"

Besos

María Socorro Luis dijo...

Lindo poemita. Lento, muy lento dice tanto...

Muxus