viernes, 5 de febrero de 2010

Yo diría ...



Yo diría que pido demasiado
-prados, noches, furias, almas-
tú lo dices sin hablar,
a veces lo quiero todo,
lo que me gustas,
y ya,
y no espero,
y lo estropeo
y el viejo triste que habita en mi costado
cumple años a razón de diez por minuto
-al contado o con tarjeta-
pero sin descuentos ni aventuras.


Yo diría que las fotos son oscuras
cuando amanece en mis desiertos siderales
y aplacamos las rutinas con las lluvias
bendecidos desde aquí por cuatro mares.


Por eso no puedo esperar
a que el viejo triste me salude al trasluz en el espejo
y promueva excursiones al silencio
y se cruce con mi sombra en los pasillos
y quiera lo que yo quiero
y lo quiera ya
y no espere
y lo estropee.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo diría que no es tan mala la ambición y que, en ocasiones, más vale estropear que no pedir, porque es compleja la forma en que las personas interpretamos la realidad. Y lo que hoy nos puede parecer exigencia, mañana es nuestra salvación.

Sigue mostrándote a través de tus poemas porque cuando te leo tengo deseos irreprimibles de volver a nuestra cálida cotidianidad con una mirada nueva e ilusionada.

Un petó que no vol esperar.

Odile

Sara dijo...

Es un poema magnífico, enhorabuena.
Besicos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Mira tú, y yo que soy "viejo" tengo un joven demasiado alegre que me habita en un costado.
¿Es que siempre estará esa dualidad extremista tironéandonos la manga? ¡Qué amor corporativo!
Eloy, me hace muy feliz recorrer tu poesía, es alentador saber que estás en el camino.
Un abrazo bien abrazo desde este mar a tu sudoeste.
El REL

María Socorro Luis dijo...

Pues yo, que también soy "vieja" tengo como REL en mi costado, un joven loco que teclea acelerado y a destiempo y que me arrastra... Y yo me dejo llevar...

Buen poema.