miércoles, 4 de diciembre de 2013

La edad media.



El patio moteado de hormigas voladoras
sus alas desprovistas de instinto
enuncian el líquido que ha de venir
dice la mujer amarillo
de manos como anzuelos.

En los montes que circundan
mi soledad una amenaza
casi inaudible desde el lugar
de la tierra húmeda.
Los versos
más abajo
a la altura de un tobillo
no cejan en ver
las nubes como nieve que repta
hacia el respiro.

La paradoja reside
en mi andar errabundo
sobre baldosas huecas
un jersey verde pistacho
con una gran margarita en el centro
para un domingo sin rayas
en un cuerpo demediado
que asiste al embozo
desde el borde de una década.


2 comentarios:

Meri Pas Blanquer (Carmen Pascual) dijo...

"las nubes como nieve que repta
hacia el respiro" frase lapidaria.

Besos

Lilith Lilitu dijo...

Muy bello. Saludos de una colombiana en Argentina a la que le ha gustado lo que escribes.