miércoles, 9 de febrero de 2011

Resistencia.

No asumamos la derrota como algo imperceptible.

No somos la huella, fugaz que perdió su paso,
el tiempo desandado, un teorema compacto,
somos azar, puro, soñándolo, un pequeño misterio
nunca antes refutado,
pero vemos
en las miradas circundantes
un resquebrajamiento de párpado, un aguijón
impune
que ensarta sus aristas en el triple papel de un calendario.


Este amor que somos hoy
no es una función gaussiana,
tiene una curva ascendente como agresión en la regla,
y se amotina, suicida impenitente,
amor paracaidista sin horas de vuelo,
amor salmón, amor tirano
que mutila la calma y la apatía,
amor contestatario.

Ya tragamos la llave que regula las mareas,
ya quemamos los restos del incendio
con el fuego que un día fue madera.

No miremos con los ojos blandos del que llegó para quedarse
con la flácida planicie de la vaca y del dulce,
con los ojos redondos, circulares perfectos.

No ceniza, sí puentes.
No armados, sí desnudos.
No dientes, sí labios.
No a la masa, sí al diluvio.
.
.
.

8 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Jooo...me sumo a ese amor que no es una función gaussiana.
Me ha gustado mucho tu manifiesto de hoy, querido Eloy.

Besos, compañero asofaciado.

Cita dijo...

No ceniza, sí puentes.
No armados, sí desnudos.
No dientes, sí labios.
No a la masa, sí al diluvio.

Con esto me quedo yo. Mensaje simple y muy clarito.

(hoy me ha costado un poco entenderte, pero soy yo, fijo)

Besos

Cita

Amelia Díaz dijo...

Hey...que no me había fijado que has puesto foto...qué despistada!!!
Sales genial, Eloy. Muy tú.

(es que me he paseado un ratito por tu/mi mar)

Más besos!

Leonel dijo...

Pasé esta mañana, lo leí, pero no tenía tiempo suficiente para gustarlo como merece, por esto he regresado, lo he leído varias veces y me lo llevo tatuado en la mente, un gran poema, Eloy.
La exhortación del primer verso me parece una óptima filosofía para la vida, todo el poema, es vida, de esa cotidiana y vivida.
Un abrazo.
Leo

maravillas dijo...

Estás en plena vena lírica. Y que llueva, que llueva...

Paloma Corrales dijo...

Atrapa desde ese primer verso que es fantástico para seguir creciendo.

Besos.

Ps. claro que puedes coger lo que quieras, un honor, Eloy.

rubén lapuente dijo...

Poesía de nuestra derrota, que rezuma pureza,
que es nuestra salvación.Te enlazo Eloy
Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Excelente.Un poema vital, grande...
Enhorabuena.