viernes, 8 de octubre de 2010

Monólogo.

.
.

Me acompaña en estos días tibios
un dulce calor de otoño mentiroso.
.
Sueño con toros azules
y rejas negras que me engullen
en paganas fiestas de remotos lugares.
.
No comprendo la anarquía instintiva de los peces,
busco un mar sosegado en las mañana de domingo
donde instalo un campamento-base con vistas
a la discreta rotundidad de tus muslos paralelos.
.
Trepo aceras verticales sin salida,
compro flores a la muerte
para que sea indulgente
con mi indiferencia hacia ella.
.
Pinto colores al otoño
-ocres, pardos, esmeraldas-
para engañar al invierno y hacerle
esclavo de sus rutinas.
.
Me demoro en los puentes
que cruzan el olvido.
.
Me distraigo en las horas
cruciales de tus labios,
metáforas que iluminan
noches blancas,
ciegas, níveas.
.
Me sumerjo en los pronombres
sustanciales, que en tu boca
son alimento esencial de mis enigmas.
.
Pregunto a las nubes,
transformistas,
si hoy pudiera
ser Ayer,
ser Aún,
ser También,
ser Siempre,
ser Todavía.
.
.
.

5 comentarios:

trovador errante dijo...

Guau!!!!...que pedazo de poema socio...me encantó...lo comprendí...este otoño trae todo eso...

Un abrazo

Carmela Rey dijo...

Es el otoño y su melancolía. Siempre nos deja el cuerpo un poco a la deriva.
Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

De principio a fin, sin desperdicio. Un gran poema.
Cada estrofa, cada imagen, cada verso, un acierto...

enhorabuena.

Calipso dijo...

Increible Eloy , no puedo con tanta belleza, me desbordas.

Un abrazo enorme!

Mayde Molina dijo...

Qué maravilla Eloy, te digo como Paz...me desbordas con tanta belleza. Justo hace un ratito estaba escuchando la repetición de aquellos versos de Machado "hoy es siempre todavía, toda la vida es ahora" en aquella canción de Ismael Serrano...
Qué hoy encuentres la paz de ese mar sosegado de mañana de domingo, Eloy y que encuentres algún huequito en el tiempo para contarnos tu sentir allí.

Besos