miércoles, 15 de febrero de 2017

[Siempre el mismo cautiverio]







Siempre el mismo cautiverio:
las flores en el jardín perdiendo pétalos
batidas por el peso de la culpa.


La soledad de hoy es la de ayer:
árboles inmóviles vistos desde el ultimo autobús
la repetición del silencio cuando nieva.


Está acechando la bestia detrás de los paréntesis:
berrean los sumisos las canciones escritas
resisten al golpe y la herida los hambrientos de fe.