lunes, 30 de septiembre de 2013

Sonrisa de madera



Hoy tengo una sonrisa de madera
tallada en un bosque amazónico.

Y es por eso que me duele esta alegría
liviana y breve como una escaramuza
cuando leo en los portales esta tristeza de jueves
tan completa y a la vez indumentaria
como de sacar al perro a mear mientras escuchas el partido
y es tu equipo el que casi siempre pierde.




2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Pues yo tengo una tortuga (que no mea) y mi equipo gana siempre, así que mi tristeza debe ser de martes.
Abrazos, siempre

Eloy Sánchez dijo...

Pero no creo que saques a pasear a la tortuga.
Abrazo Amando.