lunes, 23 de julio de 2012

Y salir al balcón




Y salir al balcón a escuchar la noche
si un grillo rechina desde algún lugar no consensuado.


Algunos televisores callaron su infame murmullo.


Todavía hay gente que lee
con las cortinas abiertas.




2 comentarios:

Damián Aguirre dijo...

y la noche tiene ese "no se qué" que convierte un balcón en la entrada a un mundo paralelo

Gino Ginoris dijo...

Sí, todavía hay gente que lee con las cortinas abiertas, escuchando la noche.

Aplauso, poeta.