martes, 26 de junio de 2012

Verano






En todas las miradas hay un pedazo de mar
…………………y regresas
al batir de una gaviota
………………………. …….lejanísima

al dulce sopor paracaidista
……………   y repasas aquel
cuerpo esgrimido en su pétrea belleza.


No quedan horas en el bolso
ni espejismos que aleteen
sobre el tapiz de cuerpos asolados.
Toda la reunión de arena tiene un letargo lúcido
de tiempo inanimado.

El océano no recuerda
la humedad en los ojos que le miran.
La espuma delata a la orilla
con sus fugaces castillos,
su aseada postura
en el verano urgente en el que nos hemos encontrado.



5 comentarios:

Gino Ginoris dijo...

Siento una atracción muy especial por el mar, desmedida podría decir, pero descubrí que es por mi mar, este de acá abajo es frio y violento. Es cierto “en todas las miradas hay un pedazo de mar” y este “no recuerda la humedad en los ojos que le miran”
Hay aquí un momento altísimo de la poesía.De verdad.
Abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Llego aquí por la recomendación de Francisco Cenamor. Presiento que mi visita será asidua-
Me agrada lo que leo.
Saludos desde Argentina.

Leonel Licea Alvarez dijo...

He leìdo repetidas veces tu poema, Eloy, y en cada lectura hay una imagen que se me queda clavada, quizás porque me lleva a una de mis películas preferidas(La leyenda del pianista en el océano). Ese verso que también cita Gino:
"En todas las miradas hay un pedazo de mar"
Ese primer verso que me captura y me llena de humedad los ojos con el recuerdo.
Me encantó
Un abrazo fuerte.
Leo

María Socorro Luis dijo...

.."y regresas
al batir de una gaviota
lejanísima"...

Mar en los ojos
y a lo lejos,
el batir angular de las gaviotas.

Veranoconabrazo

Sara Royo dijo...

Yo creo q el mar tiene memoria. Y, aunq este año no pueda ir a abrazarlo, me sigue amando.