lunes, 10 de octubre de 2011

Presagios

Era una sana ortografía, una rara belleza
de surtidor, una savia caliente
de vida era.
Un geranio entre cal, viva flor de domingo
matinal, con el sol aferrado a las ventanas.

Era la puerta del mundo
de atrás,
donde las poetas sin texto firmaban armisticios.

Era el círculo sin su redondez asimilada
ni personal hendidura,
las sillas como letras buscando su lenguaje.
Piedras arando egoísmos,
alisando los bordes con singular empatía.

Eran los azares que equilibran los planetas
hasta alcanzar la latitud de un miércoles, último,
sin inercia en los senderos.


Una carta apostada junto al quinto revólver
rasgó los mañanas.

Ahora queda
saber el cómo y su respuesta
y una astilla en las sienes
horadando los taninos
que dejaron al sangrar
un rumor
de violetas y arándanos
en el paladar.

8 comentarios:

diego Trad dijo...

Eloy, qué buena poesía. He tenido que leerla varias veces para asimilar su belleza y profundidad.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Qué poema, Eloy... Comienzas a leer y ya te desborda su belleza y su magia.
Lo interpreto premonición de catástrofe y aunque para mi, un algo criptico, lo siento bellísimo y magníficamente escrito.

Enhorabuena. Besos.

(voy a leerlo de nuevo)

eloy dijo...

Gracias por tus palabras Diego. La poesía es interpretable, al leerla la haces tuya. Un abrazo.

Soco, puede que sea algo críptico, me parece perfecto como tú lo interpretas, realmente va por ahí. Muchas gracias y besos para ti

jojoaquin dijo...

es un gran poema. He visto, en alguno de los versos, polvo cósmico. Un abrazo

Anónimo dijo...

Poesía pura, absoluta.
“las sillas como letras buscando su lenguaje”
Me ha gustado muchísimo.
Un abrazo sureño.
Gino.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Querido Eloy, creo que no he leído un poema tan inmenso nunca... con esto espero poder expresarte cómo me ha impresionado, y más que gustado... aún estoy desbordada.
Un enorme beso

Leonel Licea dijo...

Los presagios no se pueden descifrar, están para sentirlos(y estos se sienten), después, se abren los ojos y se descubre un mundo nuevo.
Enhorabuena, Eloy. Muy bueno tu poema.
Un abrazo.
Leo

Anónimo dijo...

Hola Eloy. Soy positiva: todo irá bien.

Un poema maravilloso. Perfecto.

Un abrazo.

MARIAJOSE