martes, 4 de octubre de 2011

El breve espacio.


Me bastaba con saberla firme,
radicalmente inconclusa,
savia en los tallos
que pergeñan la ponzoña
-dulce muerte enajenada-
del sueño que sucede
sinuoso al estallido.

Ulula la fuente sin plaza.

Me basta con rozar
su desnudez austral.


6 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Qué hermoso, Eloy...
Un beso

Leonel Licea dijo...

Excelente, Eloy, breve pero intenso, hermoso.
no sabra ni falta nada.
Un abrazo fuerte.
Leo

diego Trad dijo...

Muy bueno, coincido con Leo en todo.
Un abrazo

jojoaquin dijo...

Grandísima la sonoridad. Te lleva y te hace vivir ese breve espacio. Enhorabuena

Ramón Ataz dijo...

Un poema de brevedad explosiva, muy expresivo, transmite un no sé qué atormentado en medio de la ternura. Me gustó mucho.

Abrazos.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias por tu comentario, Eloy, tan generoso.
Tu breve poema es intenso y tiene la emoción necesaria para conmover.- Muy bien.
Un abrazo grande.