lunes, 2 de agosto de 2010

El tren azul.




Una niña, rubia, toda naranja,
juega a imaginar que juega
a ser ya mujer toda, y así
sus sueños viajan
en un tren azul.
.........................
Su amor no era distinto
pero sus labios como dagas
auguraban negras nubes
mientras sus sueños suben
en un tren azul.
........................
Desde la ventana blanca
ella mira la ciudad dormida
el dolor se vence por el sueño
y en sus sueños surca noches
en un tren azul.
........................
Viéndola nadar no existe el tiempo
bailan sus ojos, aguarda la vida,
sus años no saben de feroz envergadura
y él sueña que ella sueña
con un tren azul.

2 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Me gustan estas estrofas encadenadas en torno al tren. Mucha luz en gneral (la segunda es más bien oscura, no?).

Mayde Molina dijo...

Es precioso Eloy, me siento como esa niña leyendo tus versos, viajando en su tren azul hacia algún lugar lejano donde el azul sea de verdad y no solo una promesa o un sueño que se desvanece sin poder evitarlo...

Besos y felices días