lunes, 15 de marzo de 2010

contigo

las palabras estúpidas resbalan como olas
contra mi firme corazón coraza

soy fuerte y
pese a mi tamaño embrionario
no entiendo de gónadas y de puños

así que ahora
desde mi homérico agujero diminuto
allá donde los olivos son arterias
savia los almendros
y color los limoneros
voy a ser feliz sin que me sobre
y agradeceré
al viento
y al sol
la gozosa dicha de traerme
tus mejores días

3 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Precioso poema, Eloy, me encanta la inclusión del corazón coraza.
Cariños!

María Socorro Luis dijo...

Hermoso, casi bucólico.Buen ritmo y bellas imágenes.

Un abrazo. Soco

Sara Royo dijo...

Es un boema bellísimo.
Besicos.