martes, 7 de agosto de 2012

Dúplex



Olas de ropa extraña ..... nubes
a borbotones ... avivando su paso
generosa se abre
una luna en extravío
y el cielo finge estrellas en tus ojos
y llueve ... llueven geranios ... llueven minerales de agosto
llueve a gusto ... llueve el gesto ... llueve el gasto
y llueven rayas de cebra sobre tarima flotante

Una pantera se pasea felina por el filo ... octavo
y Octavio enciende la noche ... de simulacros guerreros
ritos convergentes
incendios que prescriban
forestales regeneran
aquí
se abre una fábula
aquí
se yergue una cúpula
allá ... los dioses de lado ... el vacío al borde ... la úlcera derecha ... los cortes de enfrente ... el reloj marca pasos ... la demencia diagonal ... los jugos oxidados de cuándo ... la sangre que no qué

Aquí
arriba
aúllan
los grandes peces ... las mujeres
ultiman sus orgasmos
se desnudan para mí
en ellas veo el mundo
hay fruta fresca en el embarcadero
y yo he vuelto a escribir un poema



4 comentarios:

MariaLuisa Piña Lladó.LluïsaLladó. dijo...

Eloy disfruta de tu ático con vistas como lo he hecho yo con este magnífico poema.

Maria almeyda dijo...

Al fin he podido entrar, Eloy, y lo agradezco porque de no ser así me habría perdido este poema exquisito. Me ha sabido muy bien, es (no sé si acierto), muy diferente a otros que he leido tuyos. Sea como sea, me ha gustado mucho. Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

sigue escribiendo poemas, Eloy, aún entre los escombros. Es sublime lo que has escrito y tiene mil entrelíneas. Me sabe a España, tierra de mis mayores.
Un fuerte abrazo, compañero de camino
Y sigue resistiendo

María Socorro Luis dijo...

Y un poema precioso, por cierto.Original y magnífico juego de palabras.

Enhorabuena.