lunes, 30 de agosto de 2010

calima

Debajo de la higuera, donde el calor amansa las pulsiones
un coro de grillos ensaya la postrera cantata nocturna
cuando la verbena ya sólo sea un sucio vagar de borrachos.

Una línea de hormigas serpentea el sendero al mediodía,
las nubes, letárgicas, se dejan mecer por el silencio
y la ausencia de sonidos despereza los sentidos.

Hay un sopor naranja en los campos, con un agrio sabor en las solapas,
agostean las cosechas mientras esperan un inútil renacer,
sestea un sol funcionario quitándole el color a las colinas.

sábado, 28 de agosto de 2010

Elogio de la pereza (III).

entre la vida y el sueño, sube y baja el silencio
.
.
.
.
.

no existen paraísos artificiales en tu hotel de luces
.


.

.

pasan nubes lentas y blancas sobre mares de cristal

.
.
.
.

una luz vertical, mediterránea, peinada por un leve gregal de algas y mar

.
.
.
.

cierro los ojos y no duermo, en el aire transparente, nada mejor que dejarse fluir por la tarde
.
.
.
.
.



es inútil resistirse a la brisa cuando la prisa se ahoga en la piscina y el sol es de un azul inigualable

.
.
.
.
.



todo encaja aquí y ahora



elogio de la pereza (II)

elogio de la pereza (I)


miércoles, 25 de agosto de 2010

Los verbos y el futuro.

Retomará tu carne fértil la dulce aventura de la piel,
el tiempo, todo el tiempo
del mundo, rema en tu dirección.

Volverán tus ojos a ser esa algarabía, esa alegría
que no espera y se diluye
en el futuro que prometes.

Renacerá ese terco corazón que te atenaza en sus rencores
libre para amar y ser amado,
músculo de amor hipertrofiado.

Ofrecerán tus manos cobijo a los que un día fueron llama
cuando ya no seas un camino cansado
y reine la palabra y la sonrisa.

Regresará el tiempo enardecido de arenas y caracolas
y pintarás de rojo la esperanza
y llenarás de colores el invierno.


lunes, 23 de agosto de 2010

Minutos musicales: The Girl from Ipanema.


Olha, que coisa mais linda,
mais cheia de graça,
é ela, menina,
que vem e que passa,
num doce balanço,
a caminho do mar.
Moça do corpo dourado,
do sol de Ipanema,
O seu balançado
é mais que um poema
é a coisa mais linda
que eu já vi passar.
Ah, por que estou tão sozinho?
Ah, por que tudo é tão triste?
Ah, a beleza que existe
a beleza que não é só minha,
que também passa sozinha.
Ah, se ela soubesse
que quando ela passa,
o mundo soirrindo
se enche de graça
e fica mais lindo
por causa do amor.
Tall and tan and young and lovely
The girl from Ipanema goes walking
And when she passes,
each ones he passes goes
ah when she walks,
she's like a samba
That swings so cool and sways so gentle
That when she passes,
each one she passes goes
ooh(Ooh) But he watch her so sadly
How can he tell her he loves her
Yes he would give his heart gladly
But each day, when she walks to the sea
She looks straight ahead,
not at he tall, (and) tan, (and) young, (and) lovely
The girl from Ipanema goes walking
And when she passes, he smiles
but she doesn't see (doesn'tsee)
(She just doesn't see, she never sees me,...)
Joao Gilberto, Astrud Gilberto, Antonio Carlos Jobim, Stan Getz.
Letra de Vinicius de Moraes

jueves, 19 de agosto de 2010

En las ciudades imperiales.

Ellas
se ciñen berberiscas cimitarras
a la pálida cintura
tras la que rebotan los ecos
de años y calendarios.

En las ciudades imperiales
vieron el acero frío en los ojos
de las altas mujeres orgullosas,
pero ellas
-mujeres que corren con los lobos-
no son diosas
de arcanas mitologías,
tienen el sexo candente,
la mirada limpia
y la sed en los poros,
y crecen cual girasoles si el Sol las acaricia.

Son
las que levantan sus faldas si miramos
y pergeñan historias como panes,
son libros que se cierran verticales
y anticipan un amor que no es
amor cercado, silente amor, amor en vano.

Son las que sueñan desiertos, con sus jeques y sultanes,
y oasis en la cocina,
mujeres que me estremecen
con sus cinco continentes,
su porvenir de arena,
su suerte colosal.

Mujeres de epicúrea belleza
y enigmático misterio.

viernes, 13 de agosto de 2010

tedio

Es la lluvia, la que aquí esparce el tedio,
y es una lluvia insolente la que se derrama,
una lluvia sintética de grises acumulados
que fluye ensimismada por arterias y avenidas
con un frondoso latir de barrio en las paredes.
.
Los cielos son eléctricos en tu país de entrañas paralelas
donde tormentas encienden los neones nocturnos del deseo
y en el espacio que habita entre la aurora de tus pechos
veo pasar la vida, lluvia,cielos y tejados.
...

miércoles, 11 de agosto de 2010

lunes, 9 de agosto de 2010

Cien clavos.

Todos los libros del mundo no valen
lo que el calor de una caricia.


Nos tocamos
y aguardamos el milagro
de ser
y estar
no solos
no a solas
sino buscando
las manos y las olas
que nos llevan
el viento que no cesa
el momento -fugaz-
de la victoria
el desembarco -final-
en una playa
toda la suerte de salir indemnes
al contemplar, desnudos, la belleza.


Cien clavos nos recuerdan
la mecánica del mundo
cien clavos
cien dolores
cien cuerpos que se arrebatan
y así olvidan
los motores
las máquinas
la estrategia ritual
de la derrota

Porque el calor de una caricia
vale más que todo eso.


viernes, 6 de agosto de 2010

apuntes

un sol imprevisto me acaricia en su crepúsculo
.
.
.

yo asisto con apocada desidia al final de su conquista



más allá de las colinas salpicadas por el blanco no hay lugar para las siestas




no hay nubes que otorguen una rápida belleza a los olivos



en la piscina los insectos se suicidan con fruición selectiva



hay placeres tan minúsculos como perlas o lunares





lunes, 2 de agosto de 2010

El tren azul.




Una niña, rubia, toda naranja,
juega a imaginar que juega
a ser ya mujer toda, y así
sus sueños viajan
en un tren azul.
.........................
Su amor no era distinto
pero sus labios como dagas
auguraban negras nubes
mientras sus sueños suben
en un tren azul.
........................
Desde la ventana blanca
ella mira la ciudad dormida
el dolor se vence por el sueño
y en sus sueños surca noches
en un tren azul.
........................
Viéndola nadar no existe el tiempo
bailan sus ojos, aguarda la vida,
sus años no saben de feroz envergadura
y él sueña que ella sueña
con un tren azul.