sábado, 22 de mayo de 2010

mujer desnuda


la ciudad latiendo, cansada y dormida
.
entre mis sienes una estrella fulgura
jugando a no ser más que arena
.
llegas en el instante final de la lluvia
y bañas mis lágrimas
con tu mirada de duna
.
mira la ciudad desde lo alto, hay una mujer desnuda
toda la ciudad es una constelación de mujeres desnudas
y astros viajeros
.
ellas lo saben todo
ellas saben que no duerme nadie en la noche sin sueño
de la ciudad sin dueño
por eso no hay olvido
y los besos son labios
en los labios
.
y amanecerá el día en que amanezca el día
otro amanecer amaneciendo
.
y una mujer desnuda es un azar
una suerte, un enigma
un sobresalto
un fragor
una batalla
la ternura que nos encadena y nos permite dormir como animales

7 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Una mujer desnuda y en lo oscuro.., me vino este verso de Benedetti a la cabeza.
Este poema está lleno de hallazgos. Esos amaneceres interminables. Y ese final antinómico que todo lo explica.
Abrazo.

Anele dijo...

Me gusta.
El último.
;)

eloy dijo...

Curiosamente Zúñiga, a mí me vino Benedetti cuando entré en tu blog y encontré la canción de Serrat con letra de Benedetti. Creo que en ese mismo disco estaba Una mujer denuda y en lo oscuro. Cosas de la vida y del azar.
Otro abrazo

eloy dijo...

Siempre se agradecen tus visitas, Anele.

besos

.♥ REMIRL ♥. dijo...

Me gusto tu blog
te sigo

Sara Royo dijo...

Es cierto, qué bien se duerme cuando un brazo te rodea con ternura...
Precioso poema, me ha encantado.
Besicos.

Carmela Rey dijo...

Sin duda una mujer desnuda es un enigma, un secreto."la ternura que nos encadena y nos permite dormir como animales" Hermoso poema.
Felicidades.
Un saludo.