martes, 15 de diciembre de 2009

mujer de todos mis días

... la amaba como un niño,
así, a remolque de los hombres,
dando saltos,
viendo como a nuestro lado se abrían los abismos ...
vivir era un juego, casi sin quererlo,
estaba el mar tan cerca y su boca
tan húmeda, cuando reía ...
... la amaba como un niño, atolondradamente,
el dios creado y recreado nos levantó un altar
y fuimos fuertes a fuerza de sufrir los golpes más ariscos,
siendo felices a nuestro modo,
llorando lo justo y necesario,
pero había ciertas espadas que amenazaban con cercenarnos ...
... la amaba como un niño
y hoy la recuerdo, mujer soñada,
mujer de todos mis días,
hoy la recuerdo de nuevo
y dibujo su boca en una nube
la divina geometría de unos labios
que me hablan
que vienen a mí
.................. de nuevo ....................

5 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy muy muy bueno!

Soul dijo...

Hoy descubro tu blog y con ello a alguien nuevo a seguir.
Muy dinámico, directo y poético.
=)
Besos

Delgaducho dijo...

Joder, es absolutamente conmovedor, yo no se si es el dia o mi estado de ánimo pero me dejas derrotado del todo...

Cita dijo...

la amaba como un niño que dibuja con el dedo corazones en su pecho, y que sueña cada noche con una sonrisa furtiva de aquella boca idolatrada...

es precioso!!

me quedo con estas líneas que contienen picardia a la vez que inocencia, algo muy dificil de lograr;

vivir era un juego, casi sin quererlo,
estaba el mar tan cerca y su boca
tan húmeda, cuando reía ...



Mil besos

Amelia Díaz dijo...

Uffff...maravilloso...me he quedado sin respiración.

Voy a seguir "curioseando" este descubrimiento magnífico.

Un beso.