miércoles, 30 de diciembre de 2009

Llueve.



Llueve,
por fin llueve
agua temprana,
suave lluvia de otoño
cae.

Menudas gotas
repiquetean
sobre el cristal y resbalan,
y vuelven a caer.

Y un recuerdo
incansable moldea
mi soñar.
Es un deseo perdido
entre sombras añoradas.
Es una sonrisa breve
en un rostro sin espinas.



Voló.
Pasaron
mariposas voladoras
de flor en flor.
Pasaron.
Huyeron ya
los recuerdos.

Despierto.
¿Soñé?
¿o fue una mariposa
regresando del oscuro
laberinto del vivir?

La calle desierta.
Soledad por todo.
Llueve
Llueve.
Llueve ...




3 comentarios:

Cita dijo...

A mi la lluvia me da una energía brutal. Seré un animal de agua? jejeje
Te ha salido un versar divino... Felicidades Eloy.

Muchos besos! Feliz Año!

Cita

Soul dijo...

La lluvia... para mi está presente la mayor parte de mis días... y lo unico q no me gusta de ella es esa soledad q suele ir cogida de su mano...

Besos

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Ese estilo es el que tanto me gusta, que tan bien te queda.
Muy bueno Eloy!
Cariños!