jueves, 3 de marzo de 2016

Poema tostón




Han pasado ya
veinte días
uno detrás de otro
como una triste
procesión
de procesionaria
y yo
no he escrito un poema


trancurren
los días lacios
casi intercambiables
salvo
por pequeños detalles
apenas entrevistos
por los ojos de un miope


ningún poema escrito
tan solo intentos fallidos
que reposan trizados
junto a las cáscaras de pipas
y algún plástico envasador de origen incierto.


Enero es una cuenta pendiente
los días pasan de largo
lo fueron todo y ahora
nadie los reclama


debería abrazarme al frío
que no llega
a mí como a los otros
no golpearme
con el canto armonioso
del armario en la cocina
sentarme de una vez por todas
a corregir resultados
y palabras que se escinden
y caducan sin el tiempo


pero yo no
 

yo no escribo un poema
 

porque observo a los pájaros
dando tumbos
pequeños
y rápidos saltitos
en la azotea
o miro al cielo
que crea una obradearte
y la borra
en cuestión de segundos


yo formo parte de este abismo
soy una mota
de vida menguante
mirando a un telescopio

cuatrocientas
noventaysiete horas
masomenos
sin escribir un poema

pero estoy mejor
de lo mío.