viernes, 12 de febrero de 2016

Area de descanso


Era ya mañana cuando desperté
y habían puesto
tres calles de más
en la ciudad que nos cobija.


Despeinado como un jueves
te vi pasar al menos tres veces
pero con diferente atuendo.


Desde la cama eras
la mujer que mide mi altura a golpes de palabra
la dama negra que alquila su boca al mejor postor
pero duerme a mi lado respirando mi aire
mi noche mi sueño.


Ahora un avión está rompiendo el silencio
en la casa en la que el amor puso banderas
como quien pone pinzas en la ropa o velas
en la tarta de cumpleaños.