lunes, 11 de enero de 2016

Octubre


Llueve en las azoteas de octubre

desde mi puesto de vigía
veo caer puntas de flores
sobre viviendas enmadejadas
en las que se mienten sus habitantes
cansados de sábados baratos
en grandes superficies de consumo aletargado
donde escogen las fuerzas
que les harán conquistar la semana.



Llueve en los campos de octubre

yo no los veo llegar
agazapados tras la noche estirada
como alimento único la devoran
el agua alza sus verdes a mediocielo
una luz de plomo está pintando la escena
y en tardes angulosas como esta tarde
yo me dejo sentir
alimento agua verdeluz plomo.