miércoles, 11 de febrero de 2015

Noroeste


Voy a cruzar el lago nórdico
equidistante a los extremos
de estas voces que nos pueblan.




Inútilmente
huimos
del amor
los lunes
el frío.
Nos intuimos
enemigos
brutalmente
enamorados.



Yo retiro las migas del camino
que conduce hacia el pasado
mientras los cristales
los espejos
me dejan ver
tu noroeste
ese punto cardinal donde me pierdo
constante
.............. mente.




Dame
tus ojos como nidos
de un grito que repito a las montañas.


Corté todas las rosas.
En un mortero amarillo trituré sus púas.



Tengo la suerte del ganador
sin repetir un solo número.