viernes, 30 de abril de 2010

devenir

Algo se rompe cada día entre nosotros.

Es un cataclismo, una sima
profunda y tenaz
que nos enlaza y nos une
y nos lleva más allá del arcoiris,
confundidos.

Es el gozo, es la tristeza,
es la rítmica pereza
que acompaña el devenir
de unos pasos, nuestros pasos
siempre en fuga, siempre alerta.

Nuestros ojos desperezan en universos paralelos
que se cruzan imposibles en perpendiculares sueños.
Somos la mano que agitó la noche,
la Luna o el Sol regresando a la infancia,
amanecer y atardecer,
plenilunio o solsticio,
una fórmula matemática evidentemente imperfecta
un ingenuo crucigrama equivocado
la sombra de una sombra de una sombra ...

Algo renace cada día entre nosotros.

7 comentarios:

Odile dijo...

Así es el devenir humano, morir para renacer, renacer para morir. Y así fluyen también las relaciones humanas...

Un beso con ganas de findesemana

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy postitivo, Eloy. Me gustó. Cada día, todos los días..
Cariños!

Alfeito.- dijo...

RE NA CER , que importante que es ..

Edward Padilla dijo...

vengo desde tu blog de cine, me ha gustado mucho, una vez escribi algo que lleva casi el mismo nombre que este blog, inspirado, obviamente en blade runner.

Saludos desde republica dominicana

Edward Padilla dijo...

ah, aqui está:

http://revoluciondominicana.blogspot.com/2008/11/como-lgrimas-bajo-la-lluvia.html

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Así es, perfecta forma de entrarle a ese devenir con precisión quirúrjica y lírica.

Saludos
Marian

Desconcierto dijo...

menos mal que algo siempre renace entre la pereza y la tristeza...

buen poema

un abrazo