jueves, 31 de diciembre de 2009

sombras

son solo sombras los amantes
que el viento, el mar y la arena
acompañan
mientras un cínico sol de diciembre
juguetea con sus pasos




miércoles, 30 de diciembre de 2009

Llueve.



Llueve,
por fin llueve
agua temprana,
suave lluvia de otoño
cae.

Menudas gotas
repiquetean
sobre el cristal y resbalan,
y vuelven a caer.

Y un recuerdo
incansable moldea
mi soñar.
Es un deseo perdido
entre sombras añoradas.
Es una sonrisa breve
en un rostro sin espinas.



Voló.
Pasaron
mariposas voladoras
de flor en flor.
Pasaron.
Huyeron ya
los recuerdos.

Despierto.
¿Soñé?
¿o fue una mariposa
regresando del oscuro
laberinto del vivir?

La calle desierta.
Soledad por todo.
Llueve
Llueve.
Llueve ...




lunes, 28 de diciembre de 2009

martes, 22 de diciembre de 2009

Ojos negros.*







("Ojos negros" es una película de 1987 dirigida por Nikita Mikhalkov e interpretada por Marcello Mastroianni, Silvana Mangano, Marthe Keller y Elena Sofonova)



¡¡¡Sabachka!!!
gritó Marcello enamorado
cabalgando un carromato que cruzaba
la frondosa estepa rusa.

Buscaba una quimera, un azar, un desencanto,
algo tan espúreo, tan ufano
como una fábrica de cristal en la profunda Rusia.

Chejov movió una ceja
y eclipsó la primavera prusiana
de aquel homérico balneario
en el que la dama blanca,
azorada hasta los huesos,
conoció la alegría soberbia -entre Fellini y Visconti-
de las carreras de sillas,
el chocolate caliente de los sábados soleados
y el enérgico calor de las piscinas turgentes
bañadas de nenúfares y aromas.

Pero el tiempo,
enemigo de lo nuestro, y de lo suyo,
les equivocó el paso.

La dama del perrito
abandonó el blanco impoluto
y dedicó el resto de sus vidas
a la apática reunión de los domingos.

Marcello, el indeciso consorte,
regresó al redil de los oscuros
burgueses de misa diaria y atril
para las buenas obras.


Todos los caminos les devolvieron sus huellas
y don Anton (Chejov) -tan demiurgo-
iluminó sus aburridas vidas con el candil de un recuerdo
.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Diciembre.

..........
.........
........
.......
Sobre la esquina, con desdén cayo el crepúsculo,
es el viento una gris algarabía
y los perros se afanan en alargar el paso.
......

.....
....
Pasan por la avenida los últimos pájaros tristes
que la noche inventa para ser más noche.
...

..
Pero hoy la vida es roja, como la buena sangre
y no quiere, dura y alegre, abrazar el gris diciembre.
.

He llegado, mujer. Ven y caminemos.



martes, 15 de diciembre de 2009

mujer de todos mis días

... la amaba como un niño,
así, a remolque de los hombres,
dando saltos,
viendo como a nuestro lado se abrían los abismos ...
vivir era un juego, casi sin quererlo,
estaba el mar tan cerca y su boca
tan húmeda, cuando reía ...
... la amaba como un niño, atolondradamente,
el dios creado y recreado nos levantó un altar
y fuimos fuertes a fuerza de sufrir los golpes más ariscos,
siendo felices a nuestro modo,
llorando lo justo y necesario,
pero había ciertas espadas que amenazaban con cercenarnos ...
... la amaba como un niño
y hoy la recuerdo, mujer soñada,
mujer de todos mis días,
hoy la recuerdo de nuevo
y dibujo su boca en una nube
la divina geometría de unos labios
que me hablan
que vienen a mí
.................. de nuevo ....................

lunes, 14 de diciembre de 2009

Dormir.



Dormir a tu lado,
aquí
donde la noche pierde su nombre
cansada de esperas y estertores,
es el mejor antídoto
contra le pereza y la pobreza.




viernes, 11 de diciembre de 2009

Fragmentos de una cronología del azar.

Fotos tomadas en mi ciudad en un día cualquiera en que, como tantos otros, regreso del trabajo caminando, y fijándome en cosas que normalmente no miro.



I love London in December

Naturaleza suburbial


Collage


Un Azul mentiroso


Dieta mediterránea

Naranjas y peatones

Brujas en tiempos de crisis

miércoles, 9 de diciembre de 2009

-amor?




Levanto el vuelo y encuentro
una superficie rasa de cielo electrizante,
y la piel de ella, enfebrecida,
en el hueco, en el último resquicio,
en el más brillante de los silencios.

Cruzo los mares y babosas las espumas
me deslizan con sigilo,
carne con carne, sudor sin rapto
de dos mareas que se encuentran con estruendo.

Me enfurezco de pronto, abandono las alas
y retumba el júbilo de mi ser desgajado.

En picado me abalanzo, ya sin dudas
y no reconozco más sonido que sus pétalos brotando
de unos muslos graves que friccionan
los jugos nocturnos del amor
-amor, una extraña palabra
para ilustrar a dos cuerpos
que se recorren, dichosos
de reconocerse en cada euforia-

sábado, 5 de diciembre de 2009

Tú, yo, y todo lo demás.






con tu pijama leve
y tu sonrisa a rayas
blancas y azules
como un mar en invierno.

Yo
con mi coraza de lunes
cansado,
de un hipócrita diciembre
con sus fastos, sus luces, sus mentiras.

Tú,
la antítesis de mis tesis
extraviadas,
perdiéndote en el marasmo
de libros, arenas, espumas, anhelos.

Yo,
con la rabia adosada
a mi pedestal de nubes
surcando la nada, tan lento
como el renacer de este indescifrable otoño.


Tú,
Yo.
-dos olas paralelas-
dejamos que el tiempo
nuestro feroz enemigo
nos devore las alas,
sin lucha.


viernes, 4 de diciembre de 2009

( .... )


( ... Hoy soy
un paréntesis
naúfrago de palabras
tuyas
que me lleven a las costas
cálidas
de un verano
que fue ayer ... )